miércoles, 23 de mayo de 2012

Consumidores e inversores interesados en compañías socialmente responsables


Son varias las encuestas realizadas a los consumidores sobre si estarían más interesados en adquirir productos y servicios de empresas socialmente responsables. Varios post se han dedicado a esto: ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por mejorar el medio ambiente? y ¿Estaría dispuesto a  pagar más por un producto responsable?

Menos común son las encuestas que preguntan a los inversores sobre si están dispuestos a invertir en dichas empresas aunque una de JP Morgan mereció un post recientemente: La inversión con impacto social.

En una encuesta realizada en los cinco continentes por Nielsen sobre ciudadanía corporativa preguntaron por la disposición a comprar e invertir en empresas socialmente responsables. Los datos reflejados en el gráfico mostrado a continuación reflejan importantes diferencias por zonas geográficas. Pero también mostraron que existe una relación entre la disponibilidad de los inversores y la de los consumidores.


lunes, 7 de mayo de 2012

Monjas en Wall Street


La hermana Nora Nash y sus compañeras franciscanas han econtrado en el activismo accionarial una manera de lograr que sus opiniones sean escuchadas en las grandes empresas adquiriendo participaciones de empresas para intervenir en sus juntas de accionistas. De esta manera, por un coste relativamente bajo, se tiene la posibilidad de hablar cara a cara con aquellos que toman las decisiones contra las que se quiere protestar, a menudo personas que preferirían no tener esa conversación. En España ya ha ocurrido en las juntas de BBVA por parte de organizaciones cristianas en contra del mercado de armas y en las de Repsol por parte de Intermon en defensa de los indígenas del Amazonas. 

Su congregación escoge a aquellas empresas que en su opinión actúan de manera irresponsable o inmoral. Para tener poder de influencia, adquieren una cuota superior a 2.000 dólares, el mínimo que la ley americana exige a un accionista para poder presentar resoluciones corporativas al consejo de la empresa. Una vez ya son accionistas tratarán de dialogar con la empresa; pero si no lo consiguen, presentarán una resolución. Las resoluciones son unos documentos que incluyen las demandas de quien las presenta, y que deben votarse en el consejo de accionistas de la empresa. Si la propuesta fuera apoyada, la Comisión de Valores de EE.UU. la revisaría y la empresa se vería obligada a incluirla en su informe anual. 

Muchas compañías deciden que es mejor dialogar con la congregación que discutirlo públicamente dado que con su autoridad moral, las monjas acaparar una enorme atención. Algunos de sus éxitos fueron una campaña para que Wal-Mart dejara de vender videojuegos para adultos o lograr que la petrolera Chevron informara sobre el impacto medioambiental de los métodos más utilizados en Estados Unidos para extraer gas y petróleo.

Las Hermanas de San Francisco no son las únicas voces religiosas que se alzan contra los grandes negocios. Para continuar con su activismo accionarial se han unido a otras órdenes, como las Hermanas de la Caridad de Santa Isabel o las Hermanas de San Domingo de Caldwell, ambas en Nueva Jersey. Junto a muchos otros grupos de distintas creencias (judíos, cuáqueros, presbiterianos…) se han unido en el Centro de la Fe para la Responsabilidad Corporativa, e incluso el Vaticano ha condenado “la idolatría de los mercados” en una encíclica reciente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...