miércoles, 15 de febrero de 2012

Ser dueños de un bosque para los osos


Una de las recetas para acabar con la deforestación es que los bosques sean de propiedad privada (ver post ¿Cómo acabar con los incendios forestales?) porque se lograría que los propietarios se preocuparan de su conservación.  La biodiversidad aporta una alta rentabilidad (ver post La economía de la biodiversidad) que atrae a numerosos inversores (ver post Invertir en árboles).

Pero no solo inversores con ánimo de lucro pueden ser propietarios de bosques. Si en Hollywood una fundación compró unos terrenos para mantener el famoso cartel que anuncia la meca del cine, la Fundación Oso Pardo posee diferentes fincas de su propiedad, que suman un total de 30 hectáreas, repartidas por el corredor osero de Leitariegos (Cangas del Narcea, Asturias). Se trata de fincas ganaderas, actualmente en desuso, que se sitúan en una zona de vital importancia para la comunicación de los osos dentro de la subpoblación cantábrica occidental. Además, se trata de un área frecuentemente utilizada por grupos familiares de osas con crías. 

En dichas fincas ha procedido a plantar cerezos y castaños, creando puntos de alimentación naturales adecuadamente repartidos por el territori Se han plantado un total de 15.000 cerezos y 3.000 castaños, lo que hace un total de 18.000 árboles que aportarán alimento a los osos en pocos años, una vez que completen su desarrollo. La elección del cerezo como especie principal se debe a su buena adaptación a este territorio, a su carácter autóctono, y al interés que tiene como fuente de alimento para el oso pardo a principios del verano, un momento en el que escasean otros recursos tróficos. Además dicha fundación defiende que se cobre a los turistas que visitan estos parajes naturales ayudando a su mantenimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...