lunes, 30 de julio de 2012

Nutriset: el negocio de acabar con el hambre


En muchas ocasiones se caricaturiza el drama del hambre como la consecuencia de unos pocos avariciosos que impiden la alimentación de millones de personas. Pero en realidad, el hambre, como cualquier otra necesidad humana, es una fuente enorme de negocio… ¡acabando con ella!

Por desgracia, los motivos de la existencia del hambre son numerosos y complejos. Pero mientras llega el día en que millones de africanos que padecen malnutrición puedan tener acceso a una alimentación equivalente a los países desarrollados, una empresa francesa llamada Nutriset ha encontrado un nicho de mercado con un producto sencillo y económico que alivie los problemas de malnutrición.

La empresa comercializa un compuesto de productos nutritivos llamado Plumpy que no requiere dilución y se puede tomar a cualquier hora del día. Cada toma proporcional más de la mitad de las necesidades alimenticias infantiles. Dispone de una amplia gama de productos en los que también se encuentra productos nutritivos para adultos y otros que evitan la diarrea. Además algunos de sus productos se pueden fabricar en los países pobres suponiendo además una ayuda a su desarrollo económico. Todos sus productos han sido desarrollados desde los departamentos de innovación de la propia empresa.

Los productos de la empresa han ayudado a casi 14 millones de personas, principalmente en el continente africano. El 73% de las ventas se realiza a agencias de las Naciones Unidas. Sus ventas en 2011 alcanzaron los 101 millones de euros.

Además de la indudable labor de responsabilidad social que realiza al ofrecer unos productos vitales para la lucha contra el hambre, la empresa asume una responsabilidad económica de obtener beneficios. Esto le permite mantener su independencia financiera y su libertad de gestión para poder combatir la malnutrición y salvaguardar los empleos

Página web de la empresa: Nutriset.fr

lunes, 9 de julio de 2012

Cáritas se convierte en empresario


Cáritas es una organización humanitaria dedicada a la erradicación de la pobreza y la exclusión tanto en los países desarrollados como en el tercer mundo. Aunque en ella participan laicos, se encuentra totalmente integrada en la Iglesia Católica.

Sus actividades han venido centrándose en recoger donativos y repartirlo entre los desfavorecidos. Pero la actual crisis está desbordando a la organización en muchas zonas, lo que la ha llevado a desarrollar otras alternativas: crear empresas para ofrecer empleos entre los más desfavorecidos de quienes acuden a la organización, que también son los que tienen más problemas para trabajar. Por otro, aprovechar estas nuevas actividades para formar a gente con grandes carencias y a la que resulta muy difícil ubicar en un sector de actividad.

Crear empleo haciendo trabajos forestales en fincas de la Iglesia y de particulares, reciclar ropa vieja donada por los colaboradores para venderla en una red de tiendas, impulsar un servicio de «catering» y crear una agencia de colocación para dar empleo a trabajadores del servicio doméstico.

Un ejemplo del servicio de colocación de empleos en el servicio doméstico es el desarrollado en Oviedo que sirvió para encontrar trabajo a 200 personas el año pasado. Se trata de empleos para trabajar en domicilios o como apoyo a personas mayores. La gente confía en Cáritas y vienen a preguntarnos si conocemos a alguien, ahora nosotros queremos formar a personas para crear empleo.

La actividad de catering ha sido desarrollada en Gijón desde el equipamiento sociosanitario construido en la antigua parcela de Suzuki, destinado inicialmente por el Ayuntamiento de Gijón como sede del Albergue Covadonga y Calor y Café.

En Vizcaya Cáritas lleva desarrollando la cooperativa Koopera desde 1990, la cual procesa diez millones de prendas al año, unos 300.00 kilos de ropa recogida llegada de donaciones y ventas en diez tiendas. Esta cooperativa ha creado 140 puestos de trabajo. Así se aprovecha y seda un nuevo uso a las toneladas de ropa que llegan cada año a los roperos y parroquias y de paso generar puestos de trabajo entre los más desfavorecidos de la sociedad.

viernes, 15 de junio de 2012

Petróleo para proteger la naturaleza


La National Audubon Society es una asociación sin ánimo de lucro norteamericana dedicada a la conservación de la naturaleza. Fundada en 1905, es una de las organizaciones conservacionistas más antiguas del mundo. Dicha organización es propietaria de la Paul J. Rainey Wildlife Sanctuary, una reserva de 110 kilómetros cuadrados en el estado de Louisiana donde habitan  muchas especies protegidas como los ciervos, nutrias y gansos.

Es un caso similar al bosque propiedad de la Fundación Oso (ver post Ser dueños de un bosque para osos). A pesar de no tener ánimo de lucro, la asociación realizó perforaciones en esa reserva natural para extraer petróleo desde 1959 hasta 1999. Esos ingresos se reinvertían en su actividad de preservación de la naturaleza, a la vez que era citado como un modelo cohabitación entre la industria y el medio ambiente dado que en ningún caso la extracción afectaba a las especies que vivían en la reserva.

Paradójicamente la National Audubon Society se opone a explotaciones petrolíferas en parques naturales similares a la que ella misma explotaba cayendo en una fuerte contradicción y negando la constatación de la perfecta compatibilidad de de dicha actividad con el cuidado del medio ambiente como refleja la experiencia del Paul J. Rainey Wildlife Sanctuary. Una compatibilidad que la también organización ecologista FAPAS trata de lograr en la explotación minera del oro en Tapia de Casariego (ver post Cuando los ecologistas asesoran a las empresas).

martes, 5 de junio de 2012

Cuando los ecologistas asesoran a las empresas


¿Quién conoce mejor cómo cuidar el medio ambiente que los ecologistas? Ellos se dedican a denunciar todos aquellos actos que perjudican la naturaleza y su objetivo es la protección de los recursos naturales. ¿Qué mejor que preguntarles antes de acometer una actuación industrial que pueda ser denunciada por esos grupos ecologistas?

Por esa razón muchos grupos ecologistas asesoran a las empresas antes de que inicien su actividad industrial para ayudarles a planificar los procesos de tal forma que no sean perjudiciales al medio ambiente. De esta manera la empresa se ahorra una posible denuncia por una mala actuación y los grupos ecologistas actúan preventivamente antes de que se produzca el hecho censurable. 

El World Wildlife Fund (WWF) tiene una amplia experiencia en colaborar con industrias contaminantes y así ayudó a Coca-cola a proteger la limpieza de los ríos en la India (ver post Colaboración entre ONG y multinacionales) o en China. Ya la década de los noventa, WWF ayudó a que McDonalds redujese la basura que generaba en un 80% gracias al uso de productos reciclables para empaquetar la comida.

Esa colaboración también se produce entre ecologistas locales y pequeñas empresas. FAPAS es una asociación asturiana que tiene como objetivo la conservación de los ecosistemas cantábricos. Recientemente ha firmado un acuerdo de colaboración con AsturGold, empresa con un proyecto de mina de oro en Asturias, para potenciar la preservación de las especies que vivan en el entorno de la mina.

FAPAS defiende la puesta en marcha de medidas medioambientales que hagan compatibles las actividades mineras con la preservación de la biodiversidad. Ya que considera que la minería no tiene por qué ser una actividad degradada y rechazada socialmente. La labor de FAPAS comenzará antes incluso del comienzo de la actividad de Asturgold ya que establecerá con anterioridad una serie de «bioindicadores» que permitirán establecer las referencias que hay que mantener durante el periodo de explotación de la mina.

A continuación las declaraciones del responsable de FAPAS apostando por un desarrollo económico compatible con el respeto del medio ambiente y por una defensa de la naturaleza compatible con las necesidades socioeconómicas de la zona.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Consumidores e inversores interesados en compañías socialmente responsables


Son varias las encuestas realizadas a los consumidores sobre si estarían más interesados en adquirir productos y servicios de empresas socialmente responsables. Varios post se han dedicado a esto: ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por mejorar el medio ambiente? y ¿Estaría dispuesto a  pagar más por un producto responsable?

Menos común son las encuestas que preguntan a los inversores sobre si están dispuestos a invertir en dichas empresas aunque una de JP Morgan mereció un post recientemente: La inversión con impacto social.

En una encuesta realizada en los cinco continentes por Nielsen sobre ciudadanía corporativa preguntaron por la disposición a comprar e invertir en empresas socialmente responsables. Los datos reflejados en el gráfico mostrado a continuación reflejan importantes diferencias por zonas geográficas. Pero también mostraron que existe una relación entre la disponibilidad de los inversores y la de los consumidores.


lunes, 7 de mayo de 2012

Monjas en Wall Street


La hermana Nora Nash y sus compañeras franciscanas han econtrado en el activismo accionarial una manera de lograr que sus opiniones sean escuchadas en las grandes empresas adquiriendo participaciones de empresas para intervenir en sus juntas de accionistas. De esta manera, por un coste relativamente bajo, se tiene la posibilidad de hablar cara a cara con aquellos que toman las decisiones contra las que se quiere protestar, a menudo personas que preferirían no tener esa conversación. En España ya ha ocurrido en las juntas de BBVA por parte de organizaciones cristianas en contra del mercado de armas y en las de Repsol por parte de Intermon en defensa de los indígenas del Amazonas. 

Su congregación escoge a aquellas empresas que en su opinión actúan de manera irresponsable o inmoral. Para tener poder de influencia, adquieren una cuota superior a 2.000 dólares, el mínimo que la ley americana exige a un accionista para poder presentar resoluciones corporativas al consejo de la empresa. Una vez ya son accionistas tratarán de dialogar con la empresa; pero si no lo consiguen, presentarán una resolución. Las resoluciones son unos documentos que incluyen las demandas de quien las presenta, y que deben votarse en el consejo de accionistas de la empresa. Si la propuesta fuera apoyada, la Comisión de Valores de EE.UU. la revisaría y la empresa se vería obligada a incluirla en su informe anual. 

Muchas compañías deciden que es mejor dialogar con la congregación que discutirlo públicamente dado que con su autoridad moral, las monjas acaparar una enorme atención. Algunos de sus éxitos fueron una campaña para que Wal-Mart dejara de vender videojuegos para adultos o lograr que la petrolera Chevron informara sobre el impacto medioambiental de los métodos más utilizados en Estados Unidos para extraer gas y petróleo.

Las Hermanas de San Francisco no son las únicas voces religiosas que se alzan contra los grandes negocios. Para continuar con su activismo accionarial se han unido a otras órdenes, como las Hermanas de la Caridad de Santa Isabel o las Hermanas de San Domingo de Caldwell, ambas en Nueva Jersey. Junto a muchos otros grupos de distintas creencias (judíos, cuáqueros, presbiterianos…) se han unido en el Centro de la Fe para la Responsabilidad Corporativa, e incluso el Vaticano ha condenado “la idolatría de los mercados” en una encíclica reciente.

lunes, 23 de abril de 2012

Las críticas de Adam Smith a las grandes empresas


En muchas ocasiones se critican a las grandes empresas y a los economistas como si fueran dos caras de la misma moneda o como si los economistas se dedicaran a defender a las grades empresas. Documentales como “The Corporation” critican a las empresas en base a unos casos determinados y haciendo recaer las culpas en la búsqueda de beneficios (ver post Los prejuicios de los beneficios).
Pero sí hay economistas que critican las malas prácticas de grandes empresas sin ligar su comportamiento a la obtención de beneficios. En la misma obra en la que Adam Smith defendía que era  por el interés del carnicero, el panadero o el cervecero lo que permite que dispongamos de nuestra cena todos los días (ver post La otra economía); el economista escocés criticaba la actuación de una de las pocas grandes empresas de la época: Compañía de las Indias Orientales (ver post La primera empresa).
Pero la defensa de los beneficios no le hace obviar que no todas las ganancias son iguales y que se debe juzgar la moralidad en su obtención (ver post Beneficios buenos y beneficios malos):
“Si hay un país fértil, despoblado desde hace tiempo, y donde en consecuencia la subsistencia no debe ser ardua, pero donde a pesar de todo mueren de hambre trescientas o cuatrocientas mil personas en un año, entonces podemos estar seguros de que los fondos destinados a mantener a los trabajadores pobres están achicándose vertiginosamente. La diferencia entre el espíritu de la constitución británica que protege y gobierna a América del Norte, y el de la compañía mercantil que oprime y sojuzga a las Indias Orientales, no puede ser mejor ilustrado que mediante el estado tan diverso de esos países.”
Asimiismo Smith ya aventuraba los problemas de gestión que acarrearía empresas de gran tamaño (ver post Adam Smith y el sueldo de los directivos):  
“Desde el establecimiento de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales, por ejemplo, los habitantes de Inglaterra no sólo han quedado apartado de ese comercio si no que debieron pagar en el precio de los bienes de la compañía que consumían no sólo los beneficios extraordinarios que la empresa cosechaba como consecuencia de su monopolio, sino todo el derroche extraordinario que el fraude y el abuso, inseparables del manejo de los negocios de una compañía tan grande, debieron ocasionar.”

domingo, 8 de abril de 2012

Escuelas privadas para pobres


A lo largo de todos los países en desarrollo, desde Ghana hasta Pakistán, los padres pobres están invirtiendo sus escasos recursos en llevar a sus hijos a la educación privada. Aunque más niños en el tercer mundo están escolarizados que jamás en la historia, todavía quedan 69 millones de niños que no acuden a la escuela.

Se trata de un caso más en los que los países pobres se muestran una oportunidad empresarial dado el elevado número de consumidores con necesidades insatisfechas (ver post Clientes y proveedores en la base de la pirámide). Una dinámica que también ha supuesto la provisión de otro servicio esencial: la sanidad (ver post Sanidad asequible para pobres… ¿y para ricos?).

En algunos lugares, como Lagos en Nigeria, esas escuelas están educando más estudiantes que la enseñanza gubernamental y proveen una enseñanza de alta calidad a bajos precios. La razón de su éxito es que los padres son los clientes por lo que si no están satisfechos con la labor de los maestros o el cuidado de las instalaciones, buscarán una alternativa mejor para sus hijos. El coste de la educación puede llegar hasta los 15 dólares al mes.

Compañías como Omega Schools tiene 10 escuelas que acogen a 6.000 estudiantes en Ghana han logrado financiación de diferentes organizaciones de ayuda como Oxfam, USAID o Edif. En algunos casos estas organizaciones incorporan criterios de calidad para evaluar la concesión de financiación. Ese el caso del Fundación Gray Matters Capital que junto a la entidad india de rating de microfinanzas al “Micro Credit Rating International” evalúa a las escuelas privadas por su actuación financiera pero también académica. Y ese fue el criterio para conceder 240 préstamos por valor de 4,2 millones de dólares para escuelas privadas indias a través de la Indian School Finance Company.

En algunos casos las escuelas privadas utilizan incentivos monetarios para lograr alcanzar sus fines no monetarios. Es el caso de la cadena de escuelas gestionadas por misioneros Village Schools en Tanzania. Para lograr que las niñas también acudan a sus escuelas y que los padres no solo dediquen su dinero a enviar a sus niños, han establecido dos escalas de precios: las niñas pagan 34$ por curso frente a los 110$ de los niños. Así han logrado una paridad entre niñas y niños en sus aulas.

Actualización: Aquí se puede encontrar un amplio estudio sobre las escuelas privadas para pobres en el tercer mundo

jueves, 29 de marzo de 2012

La inversión con impacto social


La inversión responsable ha sufrido importantes cambios en los últimos tiempos. Entre ellos un cambio de denominación. En los últimos tiempos se prefiere hablar de inversión con impacto. El cambio de nomenclatura supone también un cambio conceptual importante.

Se define inversión responsable como aquella que cumple una serie de requisitos predeterminados. Esto ha dado lugar a una serie de índices donde se incluyen las empresas que cumplen dichos requisitos. Se trata por tanto de un concepto defensivo, de unos requisitos límite para recibir una determinada calificación (ver post ¿Cómo medir la responabilidad?).

Pero actualmente se está popularizando el término inversión con impacto, que lo que trata es de agrupar a aquellas inversiones que supone una mejora sensible en el entorno. Se trata de lograr un impacto positivo en la sociedad mediante la inversión empresarial. Es un término proactivo, se debe acometer acciones para lograr una mejora detectable en el objetivo marcado. Además esta definición permite una clasificación ordinal de los proyectos, de los que causan mayor impacto a los que menos, mientras en la anterior simplemente se podía ser o no responsable.

JP Morgan y la GIIN (Global Impact Investing Network) han hecho una encuesta entre inversores en busca de impacto sobre las características de las inversiones que buscan. Un 62% está dispuesto a renunciar a parte de la rentabilidad económica para obtener un mayor impacto social. Aunque también un 60% considera que no existe necesariamente un trade off entre rentabilidad económica y un impacto social. Y es que la mayoría (46%) quiere alcanzar un equilibrio entre la rentabilidad económica y el impacto social. Y en lo que respecta al seguimiento del impacto de la inversión, la mayoría prefiere hacerlo directamente (50%) frente a utilizar los sistemas de una tercera parte (31%) o los de la propia empresa en la que se invierte.   


lunes, 19 de marzo de 2012

El salario emocional de los sacerdotes


La Iglesia ya comprobó que una adecuada campaña publicitaria le puede suponer un  aumento de las contribuciones a través del IRPF (ver post A la Iglesia también le funciona la publicidad).

Por eso probablemente ha decidido volver a hacerlo con el objeto de aumentar las vocaciones a sacerdotes. El éxito de la campaña ha sido rotundo y ha obtenido una enorme atención de todos los medios de comunicación con la publicidad gratuita que eso supone.
El oficio de sacerdote no parece excesivamente atractivo en un principio, con un sueldo reducido y una jornada laboral que incluye una disponibilidad de 24 horas al día los 7 días de la semana. Por esa razón han decidido centrarse en los que la actual política de recursos humanos denomina salario emocional, todo aquellos que hace sentirse pagado por un determinado trabajo y que no supone la obtención de una cantidad de dinero. Y esas recompensas han sido las protagonistas del anuncio.

Actualización: dicho salario emocional debe ser bastante importante cuando diferentes estudios muestran que más del 90% de los sacerdores están contentos con su trabajo, un porcentaje muy superior a otras profesiones (via eleconomista)



lunes, 12 de marzo de 2012

El origen de Caixa Laietana: cuando las cajas sí eran cajas de ahorro


La figura jurídica de las cajas de ahorro parece tener los días contados y la separación de su actividad entre un banco y una fundación parece ser el final más probable. Pero realmente esta no es la primera transformación de estas históricas entidades que nacieron con una vocación muy diferente.
Surgieron a principios del siglo XIX cuando amplias capas de la sociedad sufrían una penosa calidad de vida. Los ideales liberales impulsaron la creación de cajas de ahorro con el objeto de fomentar el ahorro en las personas más desfavorecidas como prueba de auto superación, evitando el gasto inmediato para lograr una mejora de su situación económica. El pensamiento liberal consideró que existía un potencial en todo ese conjunto de población y que se podía lograr una mejora de sus condiciones, no a través de subsidios, sino mediante la inculcación de las ideas del ahorro y la previsión para el futuro (ver post El lado oscuro de las cajas de ahorro).
Ese fue el caso del origen de Caixa Laietana que se remonta al 8 de julio de 1859. El proyecto fundacional contaba de antemano con los apoyos necesarios, aunque no pudo conseguir su propósito hasta cuatro años más tarde, tras superar todos los escollos. Los iniciadores del proyecto alcanzaron el anhelado objetivo el 8 de febrero de 1863. Nacía una nueva Caja para “fomentar entre las clases laboriosas los hábitos de economía”.
Como en el caso de Caixa Pollença (ver post Caixa Pollença, una caja diferente), en su nacimiento fue fundamental la personalidad del fundador. El liderazgo, la tenacidad y la amplitud de miras del joven liberal Josep García Oliver (1834-1883) hicieron posible materializar el objetivo. Formado en sus viajes a Inglaterra, tenía conocimientos sólidos de economía y las ideas muy claras. Sobrino de un fabricante de lonas, fue la piedra angular, el impulsor de la fundación de la Caja, cuando aún no había cumplido los treinta años.
Josep García Oliver era fundador y secretario del Ateneo Mataronés. Esta institución, la más importante del s. XIX en la ciudad, acogió en su seno a la Caja de Ahorros en sus primeros años de existencia, hasta que consiguió tener sede propia. Artífice de la Biblioteca Popular (1866), génesis de la Obra Social más antigua de la Caja, fue alcalde de Mataró y diputado en las Cortes, por el Partido Liberal Monárquico, en la época de la restauración borbónica.
Si los montes de piedad facilitaban el endeudamiento de las capas más desfavorecidas, las cajas de ahorro fomentaban la previsión económica facilitando que se pudiera contar con un capital futuro. Un esquema muy alejado del actual sistema de microcréditos que en muchas ocasiones fomenta el sobreendeudamiento (ver post Montes de Piedad: una solución a los suicidios por los microcréditos).
Pero este esquema finalizó en la década de los años 20 cuando las cajas fueron obligadas a prestar sus recursos a las administraciones públicas obteniendo unos beneficios que nunca hubieran obtenido con su labor anterior de apoyo a los grupos menos pudientes. La obtención de esos beneficios llevó a la creación de la obra social y cultural de las cajas de ahorro en 1929, casi un siglo después de su fundación. (ver post ¿Cuándo las cajas dejaron de ser cajas?) Aunque las cajas mantuvieron su estatus jurídico, su funcionamiento era muy similar a la de un banco que repartía sus beneficios a través de una fundación.
Aunque el esquema banco-fundación fue inaugurado en el proceso de compra de Caja Castilla La Mancha por Cajastur y después refrendado por un cambio legislativo (ver post Caja Castilla La Mancha: ni caja ni de ahorros), no existen excesivas diferencias con el funcionamiento del sector después de 1929. Incluso la propia Caixa Laietana creó en 1987 una fundación para gestionar los recursos de su obra social sin que ello afectara sobremanera a su funcionamiento y aunque que la equipara con otras empresas propiedad de fundaciones (ver post Empresas en manos de fundaciones).  

miércoles, 29 de febrero de 2012

Bionaturis: las enfermedades raras como nicho de mercado



Hoy es el día de las enfermedades raras. Un mensaje que están repitiendo desde los medios de comunicación que uno de los problemas de dichas enfermedades es que como el número de afectados es reducido, no resulta interesante para las multinacionales farmacéuticas invertir en investigaciones para encontrar soluciones para ellas. Pero como nos ha enseñando la teoría de la base de la pirámide, que muestra que los países pobres pueden ser un mercado atractivo porque la enorme cantidad de potenciales consumidores aunque tenga escasos recursos (ver post La oportunidad de los cuatro mil millones), las enfermedades raras también presentan oportunidades.
De eso se ha dado cuenta una joven empresa gaditana llamada Bionaturis que se dedica al desarrollo y fabricación de medicamentos para el sector farmacéutico y veterinario. Se ha especializado en la investigación de enfermedades raras, que  ellos denominan enfermedades nicho. Y así es en realidad. De la misma manera que las empresas en el resto de mercados busca un nicho que no esté atendido por los competidores y puedan cubrir, en la investigación de enfermedades más comunes existen numeras empresas investigado incluyendo grandes multinacionales. Por el contrario en la enfermedades raras el nivel de competencia es menor por lo que supone una oportunidad para que empresas nuevas y de menor tamaño puedan encontrar el hueco de una demanda no satisfecha.
Bionaturis cerró el ejercicio 2010 con un beneficio de 553.000 euros, lo que supone un crecimiento de más del 75 por ciento respecto al año anterior. Los ingresos de la compañía se elevaron un 22 por ciento, hasta 996.000 euros. Recientemente ha pasado a cotizar en el Mercado Altenativo Bursátil (MAB) en el segmento de empresas en expansión tras lo que ha pasado de contar con 3 accionistas a 50 que han invertido 2 millones de euros. 

miércoles, 22 de febrero de 2012

Críticas de Alfred Marshall al homo economicus


A pesar de que la idea de homo economicus se relaciona en ocasiones con el pensamiento de Adam Smith, aunque el economista escocés no la postulaba (ver post La otra economía), en ningún momento utilizaba ese término.
Uno de los primero economistas en utilizar el término, aunque en su idioma y no en la locución latina, fue Alfred Marshall. El economista inglés es considerado el padre de la síntesis neoclásica que se considera base de la teoría económica. Su obra Principios de Economía fue el principal libro sobre la materia hasta el ascenso de Samuelson y la síntesis matemático-keynesiana. Y en ese paso se consolidó la premisa de la maximización de resultados monetarios de los agentes.
Porque cuando Alfred Marshall utilizó el término “hombre económico” fue precisamente para advertir de que el ser humano tiene más motivaciones que la monetaria que deben tenerse en cuenta. Así lo expresó en el prólogo de la primera versión de su obra principal:
"Ethical forces are among those of which the economist has to take account. Attempts have indeed been made to construct an abstract science with regard to the actions of an “economic man,” who is under no ethical influences and who pursues pecuniary gain warily and energetically, but mechanically and selfishly. But they have not been successful, nor even thoroughly carried out. For they have never really treated the economic man as perfectly selfish; no one could be relied on better to endure toil and sacrifice with the unselfish  desire to make provision for his family; and his normal motives have always been tacitly assumed to include the family affections. But if they include these, why should they not include all other altruistic motives …?"
 Principles of Economics, Preface to the First Edition (1890), par. 3.
La reacción de Marshall era lógica ante la figura del homo economicus o economic man. Después de todo él podía apreciar en su época numerosos actos altruistas como la liberación de esclavos o las obras de caridad. Por esa razón expresó:
“No doubt men, even now, are capable of much more unselfish service than they generally render: the supreme aim of the economist is to discover how this latent social asset can be developed most quickly, and turned to account most wisely”
Principles of Economics, Chapter 1 Book 1
Pero los economistas posteriores no compartieron ese objetivo y condujeron la economía por otros derroteros.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Ser dueños de un bosque para los osos


Una de las recetas para acabar con la deforestación es que los bosques sean de propiedad privada (ver post ¿Cómo acabar con los incendios forestales?) porque se lograría que los propietarios se preocuparan de su conservación.  La biodiversidad aporta una alta rentabilidad (ver post La economía de la biodiversidad) que atrae a numerosos inversores (ver post Invertir en árboles).

Pero no solo inversores con ánimo de lucro pueden ser propietarios de bosques. Si en Hollywood una fundación compró unos terrenos para mantener el famoso cartel que anuncia la meca del cine, la Fundación Oso Pardo posee diferentes fincas de su propiedad, que suman un total de 30 hectáreas, repartidas por el corredor osero de Leitariegos (Cangas del Narcea, Asturias). Se trata de fincas ganaderas, actualmente en desuso, que se sitúan en una zona de vital importancia para la comunicación de los osos dentro de la subpoblación cantábrica occidental. Además, se trata de un área frecuentemente utilizada por grupos familiares de osas con crías. 

En dichas fincas ha procedido a plantar cerezos y castaños, creando puntos de alimentación naturales adecuadamente repartidos por el territori Se han plantado un total de 15.000 cerezos y 3.000 castaños, lo que hace un total de 18.000 árboles que aportarán alimento a los osos en pocos años, una vez que completen su desarrollo. La elección del cerezo como especie principal se debe a su buena adaptación a este territorio, a su carácter autóctono, y al interés que tiene como fuente de alimento para el oso pardo a principios del verano, un momento en el que escasean otros recursos tróficos. Además dicha fundación defiende que se cobre a los turistas que visitan estos parajes naturales ayudando a su mantenimiento. 

miércoles, 1 de febrero de 2012

La mierda como negocio


En los países pobres también puede existen oportunidades de negocios. Aunque el poder adquisitivo sea muy limitado no podemos obviar que son un elevado número de potenciales consumidores (ver post Clientes y proveedores en la base de la pirámide). Esas oportunidades de negocio pueden mejorar la calidad de vida de los habitantes de esos países por lo que son uno de los instrumentos de los Objetivos del milenio de la ONU (ver post Empresas para lograr los objetivos del milenio). Algunas de esas iniciativas están destinadas a cubrir las necesidades más básicas como el saneamiento del agua realizado por Vestergaard o una sanidad asequible como la del hospital Narayan.

Y precisamente en las necesidades más elementales del hombre y en los datos proporcionados por el Consejo Mundial del Agua, según el cual, cerca de 2.600 millones de personas no tiene acceso adecuado a instalaciones sanitarias vieron un negocio los fundadores de Sanergy. Así vieron que podían matar dos pájaros de un tiro. Mientras propone la construcción de retretes con equipamientos para lavarse las manos que, a su vez, servirán para recolectar los desechos que serán transformados en fertilizantes y biogás.
 “Cada retrete es una franquicia. Pertenecerá y será gestionado por un emprendedor local que podrá obtener beneficios de él”, indica sus promotores. “Nuestro objetivo es que en cinco años hayamos construido unos 6.000 puestos sanitarios que  servirán para 500.000 personas”, agrega, al tiempo que lo resume en datos empresariales:“ podemos llegar a crear unos 3.000 empleos”, sólo en Kenia.

El proyecto centró sus miradas en Kenia, donde cerca de ocho millones de personas no tienen acceso a urinarios. Muchos kenianos tienen que hacer sus necesidades al aire libre o bien pagar por utilizar letrinas públicas. El MIT creyó en el proyecto y, gracias a las concesiones económicas, logró enrolar en el empeño a la Universidad de Nairobi. Llegaron incluso a participar en el concurso MIT 100K sobre futuros negocios creados por estudiantes del Instituto. De entre los 280 proyectos presentados, Sanergy logró el gran premio de 100.000 dólares, con 5.000 extras por su presentación, que terminaba con su curioso lema: “Convertimos la mierda en oro”.  Sus creadores asumían que la gente se vería atraída por el lado social de nuestro proyecto, pero que el negocio tenía que ser viable. 

miércoles, 25 de enero de 2012

Deutsche Bank lanza un Fondo de Inversión que invierte en proyectos sociales


Si en el caso del proyecto Momentum Project se seleccionaban unos proyectos que se beneficiarán de una financiación, Deutsche Bank ha tomado una media de mayor alcance al anunciar el lanzamiento de un fondo de inversión social de 10 millones de libras, lo que le convierte en el primer banco de inversión en crear un fondo en Reino Unido dedicado a apoyar los proyectos sociales con un retorno financiero.
El Fondo de Inversión “Impact” operará como un fondo de fondos trabajando con administradores de carteras para canalizar las inversiones hacia negocios socialmente sostenibles durante los próximos tres años, buscando la generación de retorno superior a sus costes durante los próximos 10 años como es habitual en las empresas sociales. Por tanto no exige rentabilidad adicional a las inversiones más allá del retorno del capital (ver post Los debatidos beneficios de Graneen Danone).
El objetivo del fondo es el desarrollo de negocios que tengan el potencial de crecer de manera rentable, y que aporten beneficios sociales a las comunidades locales, tales como creación de empleo, educación y formación. Los gestores del banco trabajarán también con los fondos para prestar asesoramiento financiero a empresarios sociales.
Cuando no se han generalizado las bolsas de donantes, la creación de este tipo de fondos allana el camino para una nueva clase de activos, especializados en fines sociales, que puede atraer a una amplia gama de inversores. Esto cobra mayor relevancia en el contexto actual, con recortes en el sector público y la inquietud por la sostenibilidad en la concesión de fondos por parte del sector privado. Además, colocará al Reino Unido en el centro de las inversiones sociales en industrias que están en las primeras fases de crecimiento, tales como la atención sanitaria a largo plazo, tratamientos preventivos o rehabilitación.
Colin Grassie, CEO de Deustche Bank UK, dijo: 
“Deutsche Bank ayudará a crear un nuevo tipo de activo que esperamos que vaya a atraer a una amplia gama de inversores y también que vaya a repartir una importante cantidad de dinero en iniciativas sociales. Todos los bancos necesitan devolver algo a las sociedades en las que operan. Nosotros creemos que puede emerger un nuevo sector de negocios socialmente responsables con el respaldo de instituciones financieras preparadas para invertir dinero, tiempo y esfuerzo”.
Deutsche Bank ya realizó una inversión social inicial en septiembre del año pasado en el fondo Big Issue para empresas con proyección social, cuyas inversiones incluyen a la Fundación Fifteen de Jamie Oliver, dedicada a la formación de jóvenes desfavorecidos como chefs; y a Hackney Community Transport, que se dedica a la formación  de parados locales de larga duración como conductores de autobús.

viernes, 13 de enero de 2012

Cameron quiere usar a los accionistas para limitar los sueldos de los directivos


La cada vez mayor diferencia entre la retribución de los directivos respecto a los sueldos de los trabajadores (ver post Adam Smith y la retribución de los directivos) y la rentabilidad de los accionistas está generando una polémica creciente. Si Obama postuló limitar la retribución de los directivos de empresas que recibieran ayuda pública y Alemania obligó a los directivos a pagar con un año de su salario su responsabilidad en las pérdidas de las compañías que dirigían, ahora es el primer ministro Cameron el que propone nuevas medidas para limitar su retribución. 

Y la medida que propone es tan sencilla como revolucionaría, que sean los accionistas los que directamente tengan que aprobar la retribución de los directivos. Porque el problema actual parte de que los directivos son los que se asignan a sí mismo la retribución (ver post ¿Quién marca el sueldo de los directivos?). En la práctica totalidad de las ocasiones no existe una aprobación explícita de la mayoría del capital de esas retribuciones.

Y las escasas ocasiones en los que los accionistas han desarrollado una actitud beligerante contra los directivos han logrado disminuir su retribución (ver post Accionistas y retribuciones de directivos) y sus prebendas (ver post El control de los accionistas y los jets de los directivos). Aunque en otras ocasiones, como en el de la empresa Xstrata no lo lograran en parte debido a los enormes resortes que tienen los directivos: delegaciones de voto, escasa afluencia de accionistas… 

miércoles, 4 de enero de 2012

¿Es la Responsabilidad Social Corporativa una moda?


La separación entre la propiedad y la gestión de las grandes empresas hace que los directivos traten de proteger sus puestos no solo satisfaciendo a los propietarios sino también proyectando una buena imagen ante la sociedad en general con objeto de tener lo que se conoce como buena prensa. Así muchas veces olvidan los intereses de los accionistas (ver post ¿Quién se preocupa de los accionistas?) mientras en muchas ocasiones los accionistas olvidan la empresa (ver post Merecen los accionistas cobrar dividendo).

Pero esto no es algo que haya surgido con la Responsabilidad Social Corporativa, anteriormente los directivos han utilizado otras herramientas para proyectar una imagen de racionalidad y eficiencia: círculos de calidad, TQM o reingeniería. Pero cuando una determinada técnica se difunde hasta el extremo de adoptarse por casi todas las empresas pierde la capacidad de dotar de diferenciación a la labor del directivo por lo que pierde su utilidad para mantenerlo al frente de la compañía. Por lo que a partir de ese momento dicha herramienta pasa progresivamente a caer en desuso. El siguiente gráfico muestra el ciclo de vida de diversas técnicas de gestión.

 ¿Puede considerarse a la Responsabilidad Social Corporativa como una de esas herramientas utilizadas por los directivos? Algunos autores defienden que la RSC no pasará de moda y se mantendrá al haber cambiado el sistema de valores de los ciudadanos. Pero si hacemos un repaso por la historia de la RSC podemos comprobar que ha habido un cambio periódico sobre lo que consideramos RSC que se asemeja a las fluctuaciones cíclicas de las innovaciones del management. Y todas las variaciones no han logrado obviar la dificultad de la medición de la responsabilidad (ver post ¿Cómo medir la responsabilidad?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...