viernes, 21 de octubre de 2011

Premio Príncipe de Asturias para los Emprendedores Sociales

El próximo viernes serán entregados en Oviedo los Premios Príncipe de Asturias. Uno de los galardonados será Bill Darayton quien acuño el término emprendedor social para denominar a aquellas personas que combinan los métodos prágmaticos y orientados a resultados de un empresario con los objetivos de un reformador social. Ya hace tres años OE albergó un post sobre el debate de si las ONG debían gestionarse como empresas.

Drayton creó en 1984 la organización Ashoka dedicada a proporcionar financiación inicial y apoyo a emprendedores sociales de todo el mundo. Además evalúa el nivel de efectividad el impacto alcanzado por las ideas de los emprendedores que ha apoyado. Existen otras plataformas de apoyo a emprendedores sociales como la organización Endeavor o Good Capital.

De la misma manera que Schumpeter expuso la capacidad de transformación de los empresarios al encontrar un necesidad no resuelta en el mercado e innovar para satisfacerla, Darayton se fijó en la capacidad de los emprendedores sociales en trasformar la realidad aplicando una idea novedosa. Cada uno de ellos percibió una situación que consideró insoportable y dedicó todos su talento e ímpetu a transformarla beneficiando a toda la sociedad.

Si el desarrollo de los negocios en los siglos XIX y XX gracias a los emprendedores y la competencia permitió el aumento del ingreso per cápita de una manera espectacular cuando se había mantenido estable desde la época romana, el apoyo a los emprendedores sociales trata de obtener un resultado similar en la mejora en el sector social. En los últimos años el número de organizaciones ciudadanas ha tenido un crecimiento exponencial en todos los continentes y el empleo del sector social crece más del doble que en los negocios tradicionales.

Los emprendedores sociales pueden desarrollar su labor a través de iniciativas sin ánimo de lucro, pero la viabilidad de esta alternativa resulta cada vez más compleja debido a la dependencia continúa de fondos de manera recurrente. Por esa razón cada vez se impulsan más las empresas sociales, aquellas empresas que desarrollan una función social pero que son autosostenibles financieramente ya que su objetivo es generar los recursos que precisa aunque no distribuya beneficios entres sus accionistas. No reporta beneficios pero tampoco incurre en pérdidas.

Otra alternativa son la empresas que persiguen un fin social pero a la vez lograr un lucro para sus propietarios. Un ejemplo sería las empresas de inserción como el caso del fabricante de postres lácteos La Frageda. En este caso se produce muchas veces el debate sobre si prevalece el objetivo social o el fin de lucro como en el caso de la disyuntiva sobre si los microcréditos deben ser rentables.

No sorprende que Drayton sea galardonado con el Premio Príncipe de Asturias ya que estos premios son muy receptivos con el papel de la empresa en la mejora de la humanidad. Así lo refleja los reconocimientos anteriores a Mohammed Yunnus, impulsor de las empresas sociales, o a varias empresas con ánimo de lucro, como Google o El País, algo inusual en este tipo de galardones.

jueves, 13 de octubre de 2011

¿Por qué una acción, un voto?


Una reciente reforma legal ha derogado los blindajes en las empresas que limitaban el número de votos que podía tener un único accionista. A partir de ahora se cumplirá la equivalencia que una acción corresponda un voto. Sus defensores estiman que es la fórmula más democrática haciendo un paralelismo de un voto por una persona de las elecciones políticas. Pero realmente en dichas elecciones muy pocas veces se produce esa equivalencia. En la mayoría de países las elecciones tienen diferentes métodos para ponderar el voto. Así se establecen circunscripciones geográficas, límites mínimos de votos para lograr o segundas vueltas en las elecciones.

Como bien explican Dan Airley o Thaler y Sunstein, las decisiones dependen mucho de cómo se planteen o lo que lo mismo las respuestas siempre están influidas  por cómo se haga la pregunta como se expuso en el post ¿Sabemos lo que queremos? Por eso debemos reflexionar que si ningún país ha organizado su toma de decisiones por el simple método de una persona, un voto tal vez sería necesario introducir algún sistema de ponderación en el voto de las juntas de accionistas.

En el post Blindajes y propiedad de la empresa se exponía que las limitaciones de voto obligaban a que la toma de decisiones tuviera un mayor grado de respaldo que el simple 51% y protegía los intereses de los accionistas minoritarios de la misma manera que las reformas constitucionales requieren de un mayor consenso que la validación de reales decretos.

Otra opción es otorgar un privilegio de voto para los accionistas antiguos, es una de las propuestas recogidas por el Informe del Grupo de Reflexión sobre el futuro del Derecho europeo de sociedades, destinado a orientar la futura actuación normativa de la Unión Europea en la materia.

Tampoco es baladí el hecho de que no todos los accionistas participan en la toma de decisiones. La dejadez de muchos de ellos puede hacer que un determinado perfil de accionista lo que puede distorsionar el resultado de la votación. Es como si en España los simpatizantes del PSOE nunca fueran a votar en las elecciones con lo que el resultado no reflejaría adecuadamente las opiniones de la totalidad del país. En un post anterior se planteaba si con esta dejadez los accionistas merecían los dividendos que cobraban. Una solución pueden ser los representantes profesionales de los accionistas minoritarios, una figura que no se puede confundir con los denominados consejeros independientes. El problema es alinear los intereses de esos representantes con los de los accionistas.

Un caso interesante el de la empresa Muddy Waters, cuyo negocio consiste en apostar a la baja en acciones de determinadas empresa de las que luego desvela sus fraudes y contabilidades falsas. Así lo ha hecho con varias compañías chinas. Se trata de una empresa que logra una retribución por un trabajo que deberían hacer los accionistas, supervisar la gestión de la compañía en la que invierten.

sábado, 1 de octubre de 2011

La Frageda: cumplir un fin social a través de una empresa


La Fageda es la tercera marca de yogures más consumida en Cataluña. El precio de sus productos es un 40% mayor que el líder de la categorá y se basa en un proceso productivo integral que comienza con la crianza en sus propias granjas de la leche que sirve de materia prima para sus productos.

La empresa compite en el mercado con las reglas del mercado a través de la calidad de sus productos, sus precios y su política de distribución. No se basa en un importante valor añadido de su gestión: da trabajo y atención integral a 161 personas con discapacidad psíquica o afectados por trastornos severos.

La empresa nació en 1982 cuando un equipo de psiquiatras descontentos con la atención que recibían los enfermos en la psiquiatría clínica creyeron que el trabajo era la mejor herramienta para la reinserción. Por eso crearon el Grupo La Fagerda compuesto por tres entidades:

  • Cooperativa La Fageda: configurada como centro especial de empleo
  • Fundación Privada Sentit que se encarga de aportar aquellos servicios necesarios en los ámbitos administrativo, financiero, comercial, legal y de dirección
  • Fundación Privada Servicios Asistenciales de La Garrotxa que agrupa las actividades asistenciales que se dan en el centro de terapia ocupacional y gestiona los activos y servicios de vivienda y otros servicios complementarios.

La misión del Grupo La Fageda es la integración social completa de todas las personas con disminución psíquica o trastorno metal severo de la comarca de la Garrotxa. Para lograrlo utiliza una empresa mercantil que fabrica una gama de productos de calidad diferenciada, con marca propia que llega al consumidor final. En un post anterior preguntaba si se debe gestionar una ONG como una empresa, en este caso es una empresa la que hace una labor que habitualmente se identifica con una ONG.

Más en la página web La Frageda y artículo UBR
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...