martes, 28 de junio de 2011

Beneficios buenos y beneficios malos

 Los beneficios empresariales tienen mala fama entre el público general. Y eso se produce desde desde hace mucho tiempo. Ya los primeros cristianos criticaban las ganancias, lo que posteriormente continuó con la popularización del dogma Montaigne postulando que la abundancia de los ricos era provocada por la miseria de los pobres o con las críticas marxistas al beneficio.

El siguiente video trata de defender aquellos beneficios obtenidos como consecuencia de ofrecer al público productos o servicios útiles a la sociedad que aporten valor añadido a sus clientes. Pero a la vez advierte de que también hay casos en los que las empresas obtienen beneficios perjudicando a la sociedad como cuando perjudican al medio ambiente, son favorecidas por los gobiernos o actúan como monopolios.

2 comentarios:

  1. el concepto de intercambio libre o voluntario no es claro. si una persona escoje un trabajo que ofrece malas condiciones (salrios, horarios, estabilidad laboral, medidas de seguridad,...) porque sabe que muy probablemente no va encontrar otro, y además, no tiene más recursos, no creo que sea algo totalmente libre (como puede ocurrir en el caso de las supestrellas del deporte profesional), aunque sí es voluntario. y eso precisamente ocurre, por ejemplo, en muchas de las desloaclizaaciones, o con la mano de obra inmigrante

    ResponderEliminar
  2. Siempre existen las circunstancias y de ahí la cita de soy yo y mis circunstancias. Lo que está claro es que en determinados intercambios ganan las dos partes y en otros no. Independientemente de que existan soluciones más ideales en las que una de las partes debería ganar aún más.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...