domingo, 18 de diciembre de 2011

Momentum Project: un apoyo al emprendimiento social


Momentum Project es una iniciativa de ESADE y BBVA dirigida a promover el emprendimiento social en España. Para cumplir con este propósito Momentum cuenta con dos líneas de trabajo: el desarrollo de un programa para consolidar y aumentar el  impacto de estos emprendimientos y la creación de un ecosistema de apoyo al emprendedor social

Este proyecto define emprendedor social de una manera más restrictiva que el reciente Premio Príncipe de Asturias, Bill Darayton (ver post Premio Príncipe de Asturas a los emprendedores sociales). No incluye a aquellos innovadores que desarrollan su labor en instituciones sin ánimo de lucro ni administraciones públicas. Tampoco sigue la definición de empresa social de Muhammad Yunus al contemplar el ánimo de lucro (ver post Las empresas sociales). El proyecto cataloga como emprendedor social a todo aquel que crea una empresa para resolver un problema social y tener un impacto social positivo. Para ello debe ser un modelo financieramente viable y sostenible, teniendo siempre clara su misión social. Momentum Project no apuesta tanto por el individuo sino que se fija más en la organización, es decir evalúa a la empresa no al promotor.

Tras la etapa de formación, el proyecto ha selecciona diez emprendimientos sociales para que presenten sus planes de desarrollo para buscar financiación y seguir creciendo en el “Social Investment Day”. BBVA va a poner en marcha un vehículo de inversión antes de final de año, seleccionando a los emprendimientos más prometedores de Momentum, financiándolos a través de préstamos participativos a largo plazo (8 años) y con tipos bonificados.

Al final se seleccionaron siete empresas que recibirán, a través de dicho vehículo, en torno a tres millones de euros en préstamos a ocho años con intereses del 2% al 8%, carencia del principal durante 2 a 4 años y con primas de rentabilidad para el vehículo, en caso de que hubiera un evento de liquidez accionarial en las compañías en las que se ha invertido. Momentum Social Investment 2011 estará dotado de instrumentos de seguimiento, control social y financiero para velar por el cumplimiento de los objetivos financieros y sociales de Momentum Project en estas inversiones.

Las necesidades de financiación de cada uno de los proyectos van dirigidas principalmente a las siguientes estrategias de crecimiento:

• Gran Vallés Asistencial: consolidación como empresa líder en Sabadell y replicar el modelo de negocio en otras localidades del Vallés (Occidental y Oriental) abriendo una nueva sede en el municipio de Granollers.
• Hornos Lamastelle: poner en marcha acciones para la mejora de la comunicación y de la distribución e incrementar la capacidad de producción. Esta empresa ya recibió apoyo del Fondo Social Caixa Galicia.
• Dau: apertura de una nueva línea de negocio: Servicio de acondicionamiento primario en el área farmacéutica, concretamente emblistado y envasado en formato unidosis, y área Cosmética, llenado y sellado de tubos cosméticos.
• Catering Solidario: dar oportunidades laborales en los próximos 5 años a 300 mujeres que han sufrido maltrato. Crear una nave con cocina industrial, ampliar el equipo y desempeñar una estrategia de mercado concentrada en instituciones públicas.
• Moltacte: consolidación de las tiendas actuales y ampliación de la cadena de comercios con la apertura de dos nuevos puntos de venta en 2012.
• Roba Amiga: creación de una nueva planta de tratamiento de residuos textiles en el área de Barcelona con el objetivo de incrementar el número de puestos de trabajo de inserción social.
• Teixidors: conseguir una facturación de 1,2 millones de euros en 2015, principalmente, a través de la expansión en el mercado internacional.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Accionistas estables, menores bajadas en bolsa

El Grupo de Reflexión sobre el futuro del Derecho europeo de sociedades ha elaborado un informe destinado a orientar la futura actuación normativa de la Unión Europea en la materia. Una de sus propuestas es alterar la proporcionalidad entre derecho de voto y participación en el capital, a través de otorgar un privilegio de voto para los accionistas antiguos.
Así, dice, para favorecer la propiedad a largo plazo y el compromiso de los accionistas, "se debe permitir la previsión de ofrecer a los antiguos accionistas un trato preferencial". Unos beneficios, dice, que pueden consistir en un aumento de sus derechos de voto (en la línea del post  ¿Por qué una acción un voto?)o de obtener mayores dividendos.
Este incentivo tiene por objeto favorecer la presencia de accionistas duraderos en las empresas lo que reduciría la volatilidad de las cotizaciones y los descensos excesivamente bruscos. Así sería si vemos una reciente investigación (Ownership structure and stock returns during financial crises) que ha estudiado la reacción en las cotizaciones de las empresas con accionistas estables y aquellas con accionistas a corto plazo. Como podemos comprobar en el siguiente gráfico aunque una vez pasado un plazo, ambos tipos de sociedades tienen el mismo rendimiento. Aquellas sociedades con accionistas no estables sufrieron un mayor descenso ante la crisis de Lehman Brother que aquellos que tenían accionistas con una permanencia a largo plazo.


martes, 22 de noviembre de 2011

La noria de Tele 5, vicios privados y virtud pública


Lo que está ocurriendo con el programa “La Noria” de Telecinco lleva camino de convertirse en un caso de estudio. Dicho programa se basa en entrevistas y debates con tintes sensacionalistas. Hasta ahí nada extraño y más en una cadena como Telecinco. No se trataba de un programa del que sentirse especialmente orgulloso, del tipo de los documentales de La 2 que todo el mundo dice que ve en las encuestas pero que nunca aparecen entre los más vistos según los audiómetros. Pero en un momento atravesó una importante frontera al pagar a la madre de uno de los implicados en el asesinato de la joven Marta del Castillo.

En las redes sociales (Facebook, twitter,…) se lanzaron numerosos mensajes que llamaban a no ver esa emisión de La Noria. La campaña fue seguida por numerosos internautas pero eso no impidió que el programa alcanzara una audiencia de casi dos millones de espectadores, marcando uno de sus mejores registros. El discurso de muchos presentadores de televisión, incluido Jordi González, fue el de mostar los datos de audiencia como purificadores de cualquier programa, como el de los políticos que creen que las victorias electorales les limpian los expedientes de corrupción. Pero en esta ocasión la historia no terminó aquí. Una nueva campaña se inició en las redes sociales pero esta vez pidiendo a los anunciantes del programa que dejaran de publicitarse en él. Aunque estas iniciativas virales se producen gracias a la colaboración de un montón de gente diferente que ni siquiera se conoce entre sí, el blogger Pablo Herreros es una de las caras de esa iniciativa. Y le surgió como aprendizaje de otra campaña similar contra un programa de la cadena Cuatro que se dedicaba a compadrear con Farruquito después de su deplorable actuación en un atropello con fuga.

Y esta vez la campaña es un éxito y ha logrado que todos los anunciantes se hayan retirado del programa haciendo muy difícil su viabilidad económica. Si el mandatario de la cadena, Paolo Vasile proclama al principio de la polémica que no estaban allí para que se hablaran bien de ellos, la realidad mostró que la imagen que tengan de ti tus consumidores y tus no consumidores puede afectar a tu cuenta de resultados.

¿Por qué el éxito de la campaña contra los anunciantes y el fracaso de la campaña que pedía que nadie viera el programa? Pues tal vez sea un reflejo de la naturaleza humana. Bajo determinadas condiciones los humanos somos capaces de ser malvados (ver post ¿Por qué somos malvados?)  Una de esas condiciones es el anonimato que incentiva los comportamientos más censurable como ocurrió en el caso del asesinato de Kitty Genovese mientras que el reconocimiento social fomenta el altruismo. Atraídos por el morbo o por yo que sé, miles de personas vieron la entrevista a la madre de El Cuco. La vieron pero no iniciaron ninguna campaña en las redes sociales para apoyar al programa como sí hicieron los detractores. Probablemente no se sentían especialmente orgullosos de haberlo visto.

En el caso del asesinato de Kitty Genovese se acusó a un vecindario de no socorrer a una mujer en peligro. Uno de los lectores que se enteraron al día siguiente pidió que se publicara los nombres de esos vecinos para escarnió público. En este caso no es posible conocer el nombre de los espectadores del programa pero sí de unos colaboradores necesarios: los anuncios. Y sobre ellos se realizó la presión de la campaña. Y los resultados han sido espectaculares. El programa ha pasado de una cincuenta de anunciantes a apenas tres. ¿Por qué?

La razón fundamental es que el mercado premio los comportamientos éticos (ver post ¿Nos hace malvados el libre mercado?). Dado que las empresas se someten al escrutinio público de los consumidores, estos tienen la capacidad de censurar actuaciones que consideren moralmente rechazables dejando de consumir sus productos o servicios. Por eso, al contrario que Tele 5, muchas empresas renunciaron a obtener mayores beneficios a costa de no realizar actuaciones repudiables como el caso de Roche o Cooperative Bank. Además esas renuncias en muchas ocasiones son rentables ya que ayudan a mejorar la reputación de esas empresas que tiene una incidencia directa sobre su rentabilidad (ver post La rentabilidad de la reputación corporativa) probablemente porque se incrementa la confianza que le depositan los clientes, lo que Fukuyama denominaba ampliar el radio de confianza.

La presión tampoco se ha ejercido sobre otro colectivo que es anónimo pero recibe la recompensa económica de comportamientos rechazables como los de La Noria: los accionistas de Telecinco.  Y la razón es que ellos también están protegidos por el anonimato. Los accionistas se benefician de los dividendos pero no sufren la censura de comportamientos poco éticos. De ahí de la necesidad de individualizar la responsabilidad en cada uno de ellos de la misma manera que cada uno de ellos obtiene el dividendo (ver post ¿Merecen los accionistas cobrar dividendos?)

jueves, 3 de noviembre de 2011

Steve Jobs: un millonario que recibe homenajes


La muerte de Steve Jobs ha conmocionado el mundo. Miles de personas le han rendido tributo. No fue un artista que nos emocionara con sus creaciones ni un inventor que hiciera grandes descubrimientos. Fue tal vez la mejor personificación de lo que Schumpeter denominó emprendedor. Una persona que alteraba la situación del mercado aportando nuevas soluciones a los consumidores. Es conocido las críticas de Jobs a los estudios de mercado, defendía que los consumidores no sabían lo que realmente querían hasta que se lo mostraras. Esa capacidad de saber lo que los clientes va a demandar es sin duda una cualidad que tenía Jobs y que está alcance de muy pocos dirigentes empresariales. 

Esa capacidad le reportó millones de dólares a pesar de que su motivación era la posibilidad de crear nuevos productos para cambiar la vida de la gente. El dinero provino de la satisfacción de millones de clientes con sus productos. Los clientes estaban dispuestos a pagar altos precios por unos productos que consideraban mejoraban su calidad de vida. Pero de la misma manera que Jobs tenía otras motivaciones, muchos de sus clientes no sólo mostraban su satisfacción comprando sus productos sino que su muerte ha provocado una ola de homenajes a lo largo de todo el planeta.

Otros millonarios han sido homenajeados por la misma labor que les ha reportado millones de dólares de beneficios como el caso la concesión del Premio Príncipe de Asturias a Google. No podemos olvidar que no todas las formas de obtener beneficios son igual de respetables y que la presencia de beneficios en muchas ocasiones refleja que se han atendido correctamente los deseos de los consumidores y que es la recompensa o el regalo de éstos a los empresarios que lo han hecho posible. 


viernes, 21 de octubre de 2011

Premio Príncipe de Asturias para los Emprendedores Sociales

El próximo viernes serán entregados en Oviedo los Premios Príncipe de Asturias. Uno de los galardonados será Bill Darayton quien acuño el término emprendedor social para denominar a aquellas personas que combinan los métodos prágmaticos y orientados a resultados de un empresario con los objetivos de un reformador social. Ya hace tres años OE albergó un post sobre el debate de si las ONG debían gestionarse como empresas.

Drayton creó en 1984 la organización Ashoka dedicada a proporcionar financiación inicial y apoyo a emprendedores sociales de todo el mundo. Además evalúa el nivel de efectividad el impacto alcanzado por las ideas de los emprendedores que ha apoyado. Existen otras plataformas de apoyo a emprendedores sociales como la organización Endeavor o Good Capital.

De la misma manera que Schumpeter expuso la capacidad de transformación de los empresarios al encontrar un necesidad no resuelta en el mercado e innovar para satisfacerla, Darayton se fijó en la capacidad de los emprendedores sociales en trasformar la realidad aplicando una idea novedosa. Cada uno de ellos percibió una situación que consideró insoportable y dedicó todos su talento e ímpetu a transformarla beneficiando a toda la sociedad.

Si el desarrollo de los negocios en los siglos XIX y XX gracias a los emprendedores y la competencia permitió el aumento del ingreso per cápita de una manera espectacular cuando se había mantenido estable desde la época romana, el apoyo a los emprendedores sociales trata de obtener un resultado similar en la mejora en el sector social. En los últimos años el número de organizaciones ciudadanas ha tenido un crecimiento exponencial en todos los continentes y el empleo del sector social crece más del doble que en los negocios tradicionales.

Los emprendedores sociales pueden desarrollar su labor a través de iniciativas sin ánimo de lucro, pero la viabilidad de esta alternativa resulta cada vez más compleja debido a la dependencia continúa de fondos de manera recurrente. Por esa razón cada vez se impulsan más las empresas sociales, aquellas empresas que desarrollan una función social pero que son autosostenibles financieramente ya que su objetivo es generar los recursos que precisa aunque no distribuya beneficios entres sus accionistas. No reporta beneficios pero tampoco incurre en pérdidas.

Otra alternativa son la empresas que persiguen un fin social pero a la vez lograr un lucro para sus propietarios. Un ejemplo sería las empresas de inserción como el caso del fabricante de postres lácteos La Frageda. En este caso se produce muchas veces el debate sobre si prevalece el objetivo social o el fin de lucro como en el caso de la disyuntiva sobre si los microcréditos deben ser rentables.

No sorprende que Drayton sea galardonado con el Premio Príncipe de Asturias ya que estos premios son muy receptivos con el papel de la empresa en la mejora de la humanidad. Así lo refleja los reconocimientos anteriores a Mohammed Yunnus, impulsor de las empresas sociales, o a varias empresas con ánimo de lucro, como Google o El País, algo inusual en este tipo de galardones.

jueves, 13 de octubre de 2011

¿Por qué una acción, un voto?


Una reciente reforma legal ha derogado los blindajes en las empresas que limitaban el número de votos que podía tener un único accionista. A partir de ahora se cumplirá la equivalencia que una acción corresponda un voto. Sus defensores estiman que es la fórmula más democrática haciendo un paralelismo de un voto por una persona de las elecciones políticas. Pero realmente en dichas elecciones muy pocas veces se produce esa equivalencia. En la mayoría de países las elecciones tienen diferentes métodos para ponderar el voto. Así se establecen circunscripciones geográficas, límites mínimos de votos para lograr o segundas vueltas en las elecciones.

Como bien explican Dan Airley o Thaler y Sunstein, las decisiones dependen mucho de cómo se planteen o lo que lo mismo las respuestas siempre están influidas  por cómo se haga la pregunta como se expuso en el post ¿Sabemos lo que queremos? Por eso debemos reflexionar que si ningún país ha organizado su toma de decisiones por el simple método de una persona, un voto tal vez sería necesario introducir algún sistema de ponderación en el voto de las juntas de accionistas.

En el post Blindajes y propiedad de la empresa se exponía que las limitaciones de voto obligaban a que la toma de decisiones tuviera un mayor grado de respaldo que el simple 51% y protegía los intereses de los accionistas minoritarios de la misma manera que las reformas constitucionales requieren de un mayor consenso que la validación de reales decretos.

Otra opción es otorgar un privilegio de voto para los accionistas antiguos, es una de las propuestas recogidas por el Informe del Grupo de Reflexión sobre el futuro del Derecho europeo de sociedades, destinado a orientar la futura actuación normativa de la Unión Europea en la materia.

Tampoco es baladí el hecho de que no todos los accionistas participan en la toma de decisiones. La dejadez de muchos de ellos puede hacer que un determinado perfil de accionista lo que puede distorsionar el resultado de la votación. Es como si en España los simpatizantes del PSOE nunca fueran a votar en las elecciones con lo que el resultado no reflejaría adecuadamente las opiniones de la totalidad del país. En un post anterior se planteaba si con esta dejadez los accionistas merecían los dividendos que cobraban. Una solución pueden ser los representantes profesionales de los accionistas minoritarios, una figura que no se puede confundir con los denominados consejeros independientes. El problema es alinear los intereses de esos representantes con los de los accionistas.

Un caso interesante el de la empresa Muddy Waters, cuyo negocio consiste en apostar a la baja en acciones de determinadas empresa de las que luego desvela sus fraudes y contabilidades falsas. Así lo ha hecho con varias compañías chinas. Se trata de una empresa que logra una retribución por un trabajo que deberían hacer los accionistas, supervisar la gestión de la compañía en la que invierten.

sábado, 1 de octubre de 2011

La Frageda: cumplir un fin social a través de una empresa


La Fageda es la tercera marca de yogures más consumida en Cataluña. El precio de sus productos es un 40% mayor que el líder de la categorá y se basa en un proceso productivo integral que comienza con la crianza en sus propias granjas de la leche que sirve de materia prima para sus productos.

La empresa compite en el mercado con las reglas del mercado a través de la calidad de sus productos, sus precios y su política de distribución. No se basa en un importante valor añadido de su gestión: da trabajo y atención integral a 161 personas con discapacidad psíquica o afectados por trastornos severos.

La empresa nació en 1982 cuando un equipo de psiquiatras descontentos con la atención que recibían los enfermos en la psiquiatría clínica creyeron que el trabajo era la mejor herramienta para la reinserción. Por eso crearon el Grupo La Fagerda compuesto por tres entidades:

  • Cooperativa La Fageda: configurada como centro especial de empleo
  • Fundación Privada Sentit que se encarga de aportar aquellos servicios necesarios en los ámbitos administrativo, financiero, comercial, legal y de dirección
  • Fundación Privada Servicios Asistenciales de La Garrotxa que agrupa las actividades asistenciales que se dan en el centro de terapia ocupacional y gestiona los activos y servicios de vivienda y otros servicios complementarios.

La misión del Grupo La Fageda es la integración social completa de todas las personas con disminución psíquica o trastorno metal severo de la comarca de la Garrotxa. Para lograrlo utiliza una empresa mercantil que fabrica una gama de productos de calidad diferenciada, con marca propia que llega al consumidor final. En un post anterior preguntaba si se debe gestionar una ONG como una empresa, en este caso es una empresa la que hace una labor que habitualmente se identifica con una ONG.

Más en la página web La Frageda y artículo UBR

martes, 13 de septiembre de 2011

¿Merecen los accionistas cobrar dividendos?


Una reciente reforma legislativa obliga a las empresas a ofrecer una remuneración mínima a sus accionistas. La medida ha sido promovida para evitar que accionistas mayoritarios eviten el reparto de beneficios con el objeto de perjudicar a los minoritarios que no pueden influir en la administración de la sociedad. El cobro de dividendos es uno de los derechos económicos que poseen los accionistas. Además poseen derechos políticos materializados en la asistencia y voto en las juntas de accionistas.

Pero esos derechos muchas veces quedan relegados cuando apenas se disponen de un porcentaje minoritario que impide influir en la gestión de la empresa. Esto lleva a muchos accionistas a desentenderse de la gestión de la compañía de la que son copropietarios. Son llamativas las escasas preguntas y pasividad de los accionistas incluso aunque se haya empeorado el rendimiento: ejemplo gurus... Incluso se llega a extremos como la reciente junta de accionistas de la cadena de supermercados británica Ocado a la que asistió únicamente ¡una accionista! Es cierto que también hay otros casos como la última junta de accionistas de Xstrata en la que un importante de número de accionistas se oposuieron a la retribución de los directivos... aunque el resultado final fue el mismo que si no hubieran acudido al no lograr la mayoría.

De ahí vienen propuestas para sobreponderar el peso de los minoritarios con el objetivo de incrementar su peso en las decisiones de la empresa. Es el caso de establecer límites en los votos que puede efectuar un único accionista (medida que una reciente reforma legal a dejado sin efecto) o exigir una permanencia mínima en el capital para poder ejercer los derechos políticos.

Esta dejadez de los accionistas nos tendría que hacer reflexionar si los llamados derechos políticos no traen consigo también algún tipo de obligación. En un post anterior, Diferencia entre beneficio y retribución de capital, se comentaba la idea de Mises de diferenciar dentro del resultado económico de la empresa la retribución del capital invertido y el residuo que corresponde al emprendedor. Cuando una empresa solo pertenece a un emprendedor, es él quien toma las decisiones, quien recibe la ganancia en caso de éxito y quien pierde su capital si es un fracaso. Así era el capitalismo en sus inicios: Adam Smith y el sueldo de los directivos.

Pero en las sociedad con múltiples propietarios son los directivos quien toma las decisiones y los accionistas quienes pierden sus inversiones en caso de fracaso. En caso de éxito los accionistas cobran los dividendos y los directivos cobran su retribución adicional en forma de bonus o stock options. En muchos casos los directivos reciben enormes retribuciones aunque la empresa haya sufrido una mala gestión pero es el mayor control de los accionistas lo que limita el salario de los directivos y sus aviones privados. Así que o hacemos que los directivos arriesguen su patrimonio o exigimos a los accionistas una mayor implicación si quieren recibir una rentabilidad adicional sobre los beneficios por encima de la simple retribución del capital invertido.

martes, 23 de agosto de 2011

Inversiones sociales en Francia


Tendemos a situar las iniciativas de inversiones empresariales que apoyan un desarrollo social en países en vías de desarrollado como ocurre en los casos de Meridian en Malawi, Peaceworks en Palestina, CocoTech en Filipinas, Indupalma en Colombia, Endesa en Brasil, Banco Sol en Bolivia, Danone en la India, Unión Fenosa en Colombia, Mixta en Marruecos, Celtel en Gabón o Compartamos en Méjico,

Pero también en los países desarrollados hay hueco para que sociedades de gestión de activos realicen inversiones sociales. Ese es el caso de Partenaires PhiTrust que además de actuar en países en vías desarrollados también tiene proyectos en países occidentales. Esta compañía francesa busca un doble resultado: beneficios económicos junto a un objetivo no financiero (mediomabiental, soical,..). Para lograrlo cuneta con un Fondo de Inversión Responsable, una Sociedad de Capital Riesgo Social y una Fundación. PhiTrust cuenta con 7 millones de euros, realiza una inversión media de 300.000-500.000€ y pide una rentabilidad ROI del 5%.

Dos ejemplos de inversiones sociales realizadas en un país desarrollado como Francia son Ethical Property Europe y Ecodari. Ethical Property Europe se dedica a alquilar espacios de oficinas ecológicas a asociaciones y organizaciones sin fines de lucro. Después de un exitoso primer año en Bélgica, la compañía buscó ampliar su modelo de Europa continental. En 2009, la empresa se dio cuenta de una ganancia de € 524,000 (734,000 dólares EE.UU.) y se encontró con un objetivo social de proporcionar espacio de oficina para 44 organizaciones no lucrativas

Por otra parte Ecodair busca integrar a las personas con discapacidad mental en el mercado laboral ofertando la reutilización de material informático usado o devuelto por los clientes. Este proyecto ha recibido donaciones de la fundación además de inversiones de la sociedad de activos. Aunque Ecodair perdió 9.000€ en 2009, el número de empleados con discapacidad aumentó de 38 en 2008 a 46 en 2009. Aunque el objetivo de Ecodair es alcanzar un resultado positivo, los gestores están satisfechos porque ha cumplido con su objetivo de emplear al máximo número de trabajadores con discapacidad. con su objetivo de emplear al máximo número de trabajadores con discapacidad.

jueves, 4 de agosto de 2011

El valor de la ética en los negocios de Murdoch

Rupert Murdoch ha protagonizado varios post en Otra Economía, Otra Empresa. El primero sobre sus motivaciones más allá de las económicas para invertir en medios de comunicación en ¿Para qué invierte Rupert Murdoch? Y el segundo sobre la estrecha relación entre el crecimiento del negocio editorial de Murdoch y el crecimiento de la popularidad de las ideas políticas que promueve en Fox News: el huevo y la gallina de Murdoch.

Por eso no se puede dejar pasar el escándalo de las escuchas ilegales realizadas por periodistas del tabloide británico News of the World. En este caso no ha habido intereses políticos ya que las escuchas se encuadraban dentro de la información sensacionalista del periódico. Esta actuación nada ética practicada por sus empleados supuso unos importantes beneficios para el magnate australiano pero ahora está suponiendo elevadísimas pérdidas con un descenso de 6.000 millones de dólares en el valor en bolsa de News Corp.

Pero la falta de ética no solo trae consigo un descenso de la rentabilidad a largo plazo sino también la censura de los accionistas. Si la empresa solo informa de los beneficios que obtiene y no de cómo los obtiene, los accionistas pocas veces incomodarán a los gestores. Pero cuando los métodos utilizados son inadmisibles surgen las críticas de los accionistas. El caso más significativo por el carácter del accionista fue la Iglesia de Inglaterra que advirtió que retiraría su inversión de 4,5 millones de euros en News Corp si no se tomaban decisiones adecuadas para asegurar el comportamiento ético de la empresas del grupo. Este tipo de denuncias son cada vez más frecuentes en las juntas de accionistas como fue el caso de Repsol YPF e Intermon Oxfam. Lo que explica que cada vez haya más casos de empresas que sacrifican sus beneficios por un comportamiento ético aún a costa de perder clientes por ser responsables.

Ya anteriormente se habían alzado voces contrarias a decisiones teñidas de nepotismo como la compra de la productora de su hija. A pesar de sus enormes dimensiones News Corporation es una empresa básicamente familiar donde Ruper Murdoch controla el 40% de las acciones con derecho a voto. Un tipo de acciones muy frecuentes en empresas de medios de comunicación.

martes, 28 de junio de 2011

Beneficios buenos y beneficios malos

 Los beneficios empresariales tienen mala fama entre el público general. Y eso se produce desde desde hace mucho tiempo. Ya los primeros cristianos criticaban las ganancias, lo que posteriormente continuó con la popularización del dogma Montaigne postulando que la abundancia de los ricos era provocada por la miseria de los pobres o con las críticas marxistas al beneficio.

El siguiente video trata de defender aquellos beneficios obtenidos como consecuencia de ofrecer al público productos o servicios útiles a la sociedad que aporten valor añadido a sus clientes. Pero a la vez advierte de que también hay casos en los que las empresas obtienen beneficios perjudicando a la sociedad como cuando perjudican al medio ambiente, son favorecidas por los gobiernos o actúan como monopolios.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Children's Investment Fund Foundation: una fundación gestionada como un hedge fund

Se denomina hedge fund a aquellos fondos de inversión que no tiene restricción en los activos en los que invierten. Suelen tener una mala fama debido a que suelen asumir estrategias agresivas que suelen desestabilizar los mercados como en el pasado ha ocurrido con el mercado de divisas o de deuda pública. Como suele ocurre cuando se toman este tipo de estrategias, el resultado de esas inversiones han sido en ocasiones elevadas ganancias y en otras grandes pérdidas.

Este tipo de vehículo de inversión fue el elegido por Chris Hohn, un británico hijo de un emigrante jamaicano, para canalizar su actividad filantrópica. Después de amasar un fortuna como gestor de hedge fund decidió realizar la mayor donación realizada por una persona física en el Reino Unido. Para ello creó la The Children's Investment Fund Foundation con el objetivo mejorar las condiciones de vida de los niños de los países en vías de desarrollo.

Además de dinero, Hohn aportó su profundo conocimiento adquirido en la industria de los hedge fund para mejorar la actividad filantrópica. Por una parte creó una sociedad de inversiones, la Children's Investment Fund Management, que gestiona los recursos para después ceder anualmente una parte de las ganancias para desarrollar su actividad. Es una manera de lograr que ls recursos pueden ser usados de manera continua en el tiempo indefinidamente sin que se desvanezcan como si fuera una aportación puntual. La inversión del fondo no se basa en los habituales criterios de inversión responsable ya que su cartera incluye valores como el fabricante de armas Lockheed Martin o el fabricante de tabaco Phillip Morris. Una característica de ese fondo es que desarrolla un fuerte activismo accionarial en las empresas en las que participa presionando habitualmente a los directivos.

Además de los beneficios del fondo, la fundación también recibe numerosas donaciones de otras fundaciones. La razón principal es que Hohn también aplica sus conocimientos en inversión a la hora de elegir los proyectos que apoya su fundación. En su hedge fund invierte recursos dispuestos a permaner a largo plazo para buscar empresas fuerte potencial de revalorización adquiriendo importantes paquetes de acciones que le permitan ejercer el control e influir en la gestión para mejorarla . Y en su fundación aplica una gestión similar, “invertir” en proyectos que impliquen un compromiso a largo plazo, pueda controlar directamente para mejorar su gestión y que aporten mejoras sustanciales en su público objetivo, la infancia de los países pobre. Es lo que denominan filantropía de modelo de inversión: gestionar las actividades altruistas como se hace con las inversiones.

Más en Otra economía, otra empresa:

lunes, 9 de mayo de 2011

La rentabilidad de la reputación corporativa

Google encabeza la lista de las 25 empresas con mejor reputación en nuestro país que anualmente elabora Reputation Institute. Nokia, Danone, Nestlé y Mercadona completan el Top Five de la reputación corporativa española. 

El informe RepTrak™ Pulse España 2011 evalua a 126 compañías, seleccionadas por su volumen de facturación y familiaridad espontánea para el público general. El trabajo de campo, que se realizó en los meses de enero y febrero, consta de 4.205 entrevistas a consumidores. En el conjunto de las 126 empresas analizadas por el informe de Reputation Institute la que más puntos gana es Iberia (11,27) y la que más resta, BP (14,78). Ambas empresas tuvieron una amplia cobertura mediática en 2010, aunque de distinto signo: Iberia porque completó su fusión con British Airways y BP por su vertido en el Golfo de México.

Lista completa de las 25 empresas con mejor reputación en España:
1 Google 83,30
2 Nokia 83,02
3 Danone 82,05
4 Nestlé 81,36
5 Mercadona 81,06
6 Mercedes Benz 80,94
7 Sony 80,35
8 Coca-Cola 80,27
9 Central Lechera Asturiana 79,45
10 BSH (Bosch / Balay) 79,00
11 Decathlon 78,44
12 BMW 78,38
13 Leche Pascual 77,60
14 NH Hoteles 76,75
15 Microsoft 75,91
16 Grupo Volkswagen 75,52
17 Michelín 75,02
18 Inditex 74,88
19 Hewlett Packard 74,20
20 Adidas 74,04
21 El Corte Inglés 73,98
22 Renault 73,51
23 PSA Peugeot-Citroën 73,43
24 Toyota 73,33
25 Philips 73,11

La metodología utilizada por los autores se basa en una serie de dimensiones que permiten comprender la reputación corporativa y a partir de las cuales los consumidores construyen su percepción de la buena o mala reputación de una empresa son las siete siguientes: "Oferta de productos y servicios", "Innovación", "Entorno de trabajo", "Integridad", "Ciudadanía", "Liderazgo" y "Resultados financieros".
Si bien las siete dimensiones son significativas para la reputación corporativa, no todas importan igual en la mente de los consumidores encuestados. Para éstos, las tres más importantes son "Oferta de productos y servicios" (18%), "Integridad" (14,9%) y "Liderazgo" (14%). El informe de Reputation Institute también establece un ranking de empresas para cada una de estas dimensiones de la reputación corporativa. Nokia lidera "Oferta de productos y servicios" e "Innovación"; Google, "Entorno de trabajo"; Mercedes Benz, "Integridad"; Decathlon "Ciudadanía"; y Microsoft, "Liderazgo" y "Resultados financieros".

El informe RepTrak™ Pulse España 2011 confirma que la reputación tiene una incidencia directa en la cuenta de resultados de una empresa a través no sólo de los comportamientos favorables de los consumidores mediante la compra de sus productos o servicios, sino también por las opiniones positivas de ella. Por ejemplo, un 70,2% de los consumidores españoles recomendaría una de las diez empresas mejor valoradas de las 126 evaluadas en el informe frente a tan sólo un 19,3% que lo haría de cualquiera de las diez peor puntuadas. En el caso de las opiniones favorables, los porcentajes respectivos son 67,6% y 19,5%.

Especial relevancia tiene, sobre todo en el contexto actual de incertidumbre económica, el beneficio de la duda por parte de los consumidores a aquellas compañías inmersas en una situación de crisis. El informe de Reputation Institute deja claro que una buena reputación actúa como un escudo frente a las crisis. Así, mientras únicamente el 18,4% de los encuestados concedería el beneficio de la duda a una de las diez empresas menos valoradas del informe, este porcentaje se triplica en el caso de las mejor puntuadas. Si una empresa logra mejorar su reputación en 5 puntos, el porcentaje de personas que recomendaría esta empresa o sus productos y servicios a otros aumenta 7,5 puntos. 



Más en Otra Economía, Otra Empresa:

lunes, 18 de abril de 2011

El control de los accionistas y los jets de los directivos

La polémica sobre los sueldo de los directivos parece irresoluble. A pesar ser empresas privadas, los propietarios no son los que estipulan los sueldos de sus empleados, los directivos. El mayor activismo de los accionistas, especialmente los fondos de pensiones, consigue reducir la retribución de los directivos. Esto se logra en mayor medida cuando el capital está concentrado en menos manos lo que incentiva a realizar un mayor control. Un estudio de la Reserva Federal ha venido a reafirmar esta idea con un curioso estudio. Uno de los aspectos más visibles del derroche de los directivos de los recursos de la empresa en Estados Unidos es el uso abusivo de los aviones privados. Fue sangrante el gasto realizado por los ejecutivos de las compañías automovilísticas General Motors y Chrysler mientras solicitaban enormes cantidades de dinero al gobierno norteamericano para su supervivencia. El estudio ha comprobado como tanto el número de aviones privados como su tamaño se reducen considerablemente cuando una compañía deja de cotizar en bolsa y de tener multitud de accionista pasa a ser controlada (mediante una LBO) exclusivamente por una sociedad de inversión o capital-riesgo. Así queda reflejado en el siguiente gráfico:


Más en Otra Economía, Otra Empresa:

martes, 5 de abril de 2011

Sobre cajas de ahorro en GurusBlog



Recientemente he tenido la oportunidad de colaborar con la bitácora GurusBlog escribiendo sobre cajas de ahorro. En concreto sobre la reforma legislativa de 1929 que abrió la puerta a la obtención de beneficios por parte de las cajas de ahorro:
“Las cajas y los motes de piedad facilitaban la bancarización de los segmentos desatendidos por la banca. En su nacimiento resultaba inimaginable hablar de beneficios por lo que los escasos excedentes que se obtenían se destinaban a aumentar la retribución de los ahorradores.
 A principios del siglo XX las cajas de ahorro  experimentan un fuerte desarrollo junto a la evolución económico del país. Diferentes reformas legislativas en la década de los años veinte del siglo pasado establecen la vinculación de las cajas de ahorro con la administración pública. Por una parte se establece la obligación de estas entidades en invertir parte de sus recursos en deuda pública y préstamos a administraciones locales. Mediante un Decreto-ley de 1929 se crea la Obra Social y Cultural de las Cajas de Ahorro, pasando estas instituciones de la beneficencia a la filantropía. Ahí es cuando se abre la puerta a que las cajas maximicen beneficios aunque no repartan dividendos.”
 Más en Otra Economía:

martes, 15 de marzo de 2011

¿Nos hace más felices el dinero?

Muchas investigaciones han tratado de responder a la eterna pregunta sobre si el dinero da la felicidad. Richard Easterlin, publicó un artículo en 1974 con el título "Does Economic Growth Improve the Human Lot? Some Empirical Evidence". En este artículo muestra que dentro de un país dado, la gente con mayores ingresos tiene una mayor tendencia a afirmar que es más feliz pero cuando se comparan los resultados de varios países, el nivel medio de felicidad que los sujetos dicen poseer no varía apenas si las necesidades básicas están cubiertas

Posteriormente varios estudios han refutado esta afirmación y han encontrado que el dinero está estrechamente asociado con el bienestar. Un resultado que se sostiene cuando se compara la felicidad de dos individuos dentro del mismo país -donde uno es el 10% más rico que el otro-, o la felicidad media de dos países –donde la renta per cápita de uno supera en un 10% a la del otro-. Así lo refleja por ejemplo el artículo que recopila numerosas fuentes y trabajos anteriores de Sacks, Stevenson y Wolfers titulado Subjective Well-Being, Income, Economic Development and Growth..

Pero no eso no significa que exista unanimidad sobre ese efecto, ya que recientemente el propio Easterlin ha elaborado otro artículo de recopilación para demostrar que no existe tal relación y utilizando como ejemplo los casos de Chile, Corea del Sur y China que han experimentado fuertes incrementos de la renta económicos sin que se pudiera encontrar una subida equivalente en la felicidad de sus ciudadanos.

Así podemos encontrar gráficos como éste que muestra el fuerte incremento de la renta per cápita desde 1956 en Estados Unidos ha venido unido a un porcentaje estable de personas que se declaran muy felices. Fue publicado por Myers en su artículo “The funds, friends and faith of happy people “de 2000.

Mientras otros como éste muestra que aquellos hogares de Estados Unidos con mayor renta son los más felices según los datos de una encuesta de Gallup:


Al igual que este otro donde aquellos países con mayor renta son los más felices.

jueves, 3 de marzo de 2011

Montes de Piedad: una solución a los suicidios por los microcréditos

 Los microcréditos, pequeños préstamos destinados a personas con escasos recursos, lograron gran popularidad en la década pasada llegando la ONU a declarar 2005 como el año internacional del microcrédito. Parecía una solución casi perfecta para el tercer mundo. Proveía de fondos a los más pobres para que pudieran desarrollar un negocio y lograr recursos económicos. Se trataba de una medida barata ya que al devolver el beneficiario los fondos recibidos se podían volver a prestar apoyando nuevas iniciativas. Además el beneficiario lograba independencia económica gracias a su negocio por lo que no volvía a precisar de ayuda. Por el contrario, las donaciones no solucionan la pobreza sino que facilitaban la subsistencia por lo que debía concederse de manera recurrente obligando a recaudar periódicamente nuevos fondos.  

La concesión de microcréditos se propagó rápidamente por diferentes países.  Como los primeros resultados mostraban un bajo índice de impagos se incorporaron al sector entidades con ánimo de lucro. Parecía que el problema era la existencia de un hueco en el mercado no atendido por la baja bancarización existente en algunos países.

Pero una ola de suicidios en la India motivados por la creciente presión que sienten los beneficiarios de los microcreditos ante la imposibilidad de afrontar los pagos ha abierto el debate sobre su idoneidad. ¿Qué hacer con aquellos beneficiarios que no sean capaces de afrontar los compromisos de devolución del microcrédito? A primera vista parecería existirían diferentes soluciones dependiendo si el que concedió el microcredito tenía o no ánimo de lucro. Si sí lo tenía parece lógico que haga todas las gestiones para recuperar la cantidad prestada. Puede pensarse que si la concesión fue realizada por una entidad sin ánimo de lucro los requisitos deberían ser más flexibles. Pero esto plantea dos problemas. El primero que en algunos casos como el Grameem Bank creado por Yunnus existen unos depositantes que no lograran recuperar sus fondos si la morosidad es elevada y segundo que se puede dar una señal de que es “gratis” o “sencillo” no pagar los microcreditos por lo que se podría incentivar a que ninguno de los beneficiarios se molestara en devolver las cantidades prestadas.

Una posible solución es tan antigua que ya se desarrollaba en el siglo XV. En aquella época también se planteaba la necesidad que las capas más desfavorecidas accedieran a la financiación por lo que se crearon Montes de Piedad. Se trataba de instituciones que otorgaban financiación entre las capas más pobres pero a cambio de la prenda de algún objeto de valor, habitualmente de oro. Con eso se evita la problemática de tener que reclamar en caso de impago del préstamo lo que empeoraría la de por sí difícil situación de esas personas. Si no son capaces de pagar el préstamo, el Monte de Piedad se queda con el objeto dejado en prenda sin más responsabilidades.

De todas maneras el problema del sobreendeudamiento no es exclusivo de los microcreditos para pobres. Ha asolado a países de todo el mundo y a personas y empresas de toda condición. Precisamente alrededor de los Montes de Piedad se crearon otras instituciones, las Cajas de Ahorro, para fomentar la previsión financiera de los más pobres y no sólo su endeudamiento.


Más en Otra Economía, Otra Empresa:

sábado, 12 de febrero de 2011

GlobalGiving: la ayuda directa

Una de las ideas del filantrocapitalismo es introducir herramientas de gestión de empresas capitalistas en la gestión de organizaciones sin ánimo de lucro como fundaciones u ONG.

Si internet ha permitido acabar con los intermediarios en numerosos sectores, también ocurre en la ayuda al tercer mundo. La idea de GlobalGiving es poner en contacto a donantes con proyectos concretos en los países en desarrollo e informa al donante del resultado específico de su ayuda. Este mecanismo permite al donante tener más información sobre lo que se está haciendo con su dinero y permite ahorrar costes.




Más en Otra Economía:

lunes, 7 de febrero de 2011

Reputación corporativa en YouTube

Echo Research analiza la reputación de las empresas según su impacto en internet. En el caso de You Tube estos son los tres videos que consideran más mejoran la imagen de las compañías entre sus clientes y la sociedad en general.




La iniciativa de Pepsi recuerda a la de Banca Cívica

El estudio concluye que los principales objetivos de la Resposabilidad Social Corporativa es el aumento de los beneficios y proteger la reputación de la marca.



viernes, 28 de enero de 2011

Cuadro Central de Indicadores de Responsabilidad Social Corporativa

Con el objetivo de uniformar la información sobre Responsabilidad Social Corporativa proporcionada por las empresas, al Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) ha promulgado un Cuadro Central de Indicadores de Responsabilidad Corporativa (CCI-RSC).

Los indicadores (enunciado-dato) son exclusivamente de carácter cuantitativo y se clasifican en tres grandes apartados: económico (9), ambiental (5) y social (13)

Algunos de los más significativos son los siguientes:
  • Económicos: 
    • Remuneración a los empleados
    • Retribución a los propietarios
    • Gastos Adminstraciones Públicas: impuestos y tasas
    • Aportaciones a la comunidad: donativos
    • Valor Económico Distribuido (VED): suma de las aportaciones a todos los grupos de interés
  • Ambientales:
    • Consumo de energía
    • Emisiones contaminantes
    • Generación de residuos
  •  Sociales
    •  Estabilidad laboral
    • Accidentalidad y enfermedaden el trabajo
    • Rotación de empleados
    • No cumplimiento de la regulación legal acerca de los clientes
    • Plazo de pago a proveedores
 
Fuente: AECA

Más en Otra Economía, otra empresa:

lunes, 24 de enero de 2011

Coca-cola vende optimismo

Debe ser bastante difícil vender agua negra con gas y azúcar por eso su mayor fabricante no se dedica a explicar las características de la bebida en sus anuncios. Por eso se dedica a vender optimismo y mostrar porqué creer en un mundo mejor en anuncios como el siguiente. Y parece que no le va mal.



Más de Coca-cola en Otra Economía:

viernes, 14 de enero de 2011

Los prejuicios de los beneficios

A pesar de que la teoría económica defiende primordialmente que en la actividad comercial ganan las dos partes que participan en la transacción, la visión más popular es que aquellas empresas que más ganan lo hacen a costa de los demás y que aquellas que menor rentabilidad obtienen son las que más aportan a la sociedad. La confirmación de la amplia presencia de  esa visión se ve refrendada por el estudio realizado en la Universidad de Pennsylvannia que encontró una relación negativa entre los beneficios obtenidos por las empresas y el valor social percibido de su actividad.




Más en Otra Economía:

lunes, 3 de enero de 2011

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar para mejorar el medio ambiente?

En FEDEA han realizado un interesante estudio sobre las preferencias sociales sobre políticas contra el cambio climático. Realizaron una encuesta que entre otras preguntaba sobre la cantidad que el consumidor estaba dispuesto a pagar de más en la electricidad y en el combustible para mitigar las consecuencias del cambio climático.

El único saldo positivo se produce en el rango de menor desembolso económico. El hecho que el rango de cantidades varíe de una pregunta a otra hace que los consumidores se postulen como más proclives a pagar un sobreprecio en la electricidad (mensual) que en el combustible (anual). Destacar que la pregunta sobre la cuantía se realiza justo a continuación de otra sobre si apoyarían medidas contra el cambio climática donde la respuesta afirmativa es mayoritaria.




Más en Otra Economía:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...