sábado, 13 de noviembre de 2010

Cuando el dinero no motiva

El último libro de Daniel Pink se titula Drive y nos muestra las implicaciones para los mecanismos de motivación de los planteamientos científicos. Existe una diferencia entre lo que los conocimientos científicos nos muestran y lo que se realiza en las empresas.

Los incentivos económicos son en muchos casos perjudiciales para lograr determinadas metas que precisan desarrollar habilidades creativas. Precisamente las habilidades que más necesarias son en los sectores económicos de la mayoría de países más desarrollados.

Trata de la contraposición de los motivadores extrínsecos con los intrínsecos: dinero frente a autonomía y satisfacción. Defiende que ña satisfacción de hacer lo que te gusta es permanente, vencer los desafíos y aportar algo trae consigo un disfrute siempre renovable y siempre al alcance, son ellas mismas su inagotable recompensa.

En el siguiente video Pink cita los trabajos de Dan Ariely, quien ha sido objeto de dos post en Otra Economía, y el caso de Wikipedia:



Más en Otra Economía:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...