martes, 23 de febrero de 2010

Objetivos no monetarios para directivos

Una de las recomendaciones para determinar la retribución de los directivos es no basar todo el bonus en el rendimiento económico. El objetivo es salvar los problemas que en muchas ocasiones acarrea el establecimiento de objetivos exclusivamente monetarios que no evitan el comportamiento ventajista de los directivos.

Un reciente estudio británico muestra que un 29% de las empresas del FTSE 300 ya condicionan la retribución de los consejos de administración y de los altos directivos a objetivos sociales, bien medioambientales o bien de buen gobierno. Es el ejemplo de la aseguradora Aviva en la que una quinta parte del bonus está ligada a la satisfacción de los clientes y al clima laboral existente en la empresa.

Algo reseñable viniendo de una empresa de un sector como el financiero donde el porcentaje de empresas que lleva adelante esa política es inferior a la media. En el lado opuesto se encuentran los sectores como el químico o el alimentario donde más de la mitad de las empresas utilizan objetivos no monetarios.

lunes, 8 de febrero de 2010

Paz en Oriente Medio haciendo negocios


Peaceworks se define como una empresa que no sólo busca beneficios. Su objetivo es ser una empresa rentable que convierta al mundo un lugar un poco mejor para vivir. Desde su creación en 1994 trata de gestionar negocios rentables que supongan un apoyo al establecimiento de la paz. Su propósito es aprovechar las ventajas del comercio, también explicadas en el cuento del lápiz, para lograr que comunidades enfrentadas en conflictos armados o disputas políticas colaboran pacíficamente y establezcan las bases de coexistencia provechosa.

Un ejemplo de este objetivo son los productos MEDITALIA, patés de aceituna y salsas pesto. Las aceitunas son cultivadas por palestinos, los frascos de cristal en Egipto, los tomates en Turquía y la preparación y envasado se realiza en Israel.

La empresa además dona el 5% de sus beneficios a iniciativas para el fin pacífico del conflicto isralopalestino con el apoyo a ideas como la la organización conjunta del mundial de fútbol de 2018 entre Palestina e Israel. Dicho objetivo es algo irrealizable hoy en día, pero recuerda a lo logrado por Nelson Mandela en el mundial de rugby que Sudáfrica albergó en 1995.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...