martes, 28 de abril de 2009

Darwinismo empresarial: Donde las dan las toman

Richard Dawkins escribió en 1976 el libro El gen egoísta en la que postulaba que la evolución opera en los genes y no en los individuos, éstos últimos no son más que contenedores de genes egoístas que luchan por su supervivencia. Aunque la obra tiene un claro contenido biológico, el autor dedica un capítulo a los memes que define como la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro. El meme sería a la evolución cultural lo mismo que el gen a la evolución de las especies. A pesar de ser una aportación marginal, la idea del meme tuvo una enorme repercusión inesperada por Dawkins.

Si es aplicable a la cultura, ¿se puede trasladar la teoría de la evolución al mundo empresarial? En el siglo XIX Herbert Spencer trató de trasladar dicha teoría a la realidad social mediante la asunción del paradigma de la supervivencia del más apto que pronto se popularizó con la identificación del más fuerte. La imagen de la competencia empresarial como la de una selva en la que los más fuertes y egoístas triunfan está ampliamente difundida. Y con ella se identifican el darwinismo empresarial y la mano invisible. Pero ni Adam Smith postulaba dicha imagen ni el paradigma de Spencer tiene ninguna relación con las teorías de Darwin.

Precisamente en uno de los capítulos de El gen egoísta, Richard Dawkins muestra las características de las estrategias evolutivamente estables que deberían adoptar los genes para no poder ser invadida por ninguna otra estrategia alternativa. El politólogo Robert Axelrod y el biólogo Hamilton trataron de conocer dichas estrategias mediante la utilización de la teoría de juegos para el estudio de la evolución de las poblaciones en biología evolutiva. Mediante la repetición de diferentes partidas del dilema del prisionero evaluaban el resultado de diversas estrategias.

El resultado final dependería de las circunstancias, del clima más o menos hostil que predominara. Por eso razón la estrategia Siempre Desertar podría ser estable así como la Donde las dan las toman. Ésta última consiste en ser amable (no ser nunca el primero en desertar), vengativo (castiga mediante la deserción en la siguiente jugada cuando el otro jugador deserta en la anterior) pero clemente (perdona pronto los agravios y está dispuesto a reanudar la colaboración) y no envidiosa (no le preocupa que el otro jugador gane más que él siempre que logre mayores ganancias que si no cooperara). La irrupción de esta estrategia también fue defendida por Matt Ridley.

Aunque ambas estrategias sean colectivamente estables, Donde las dan las toman tiene un rango superior porque tiene una característica que ayuda a su difusión. Mientras la agrupación de individuos con la estrategia Siempre Desertar no les supone ninguna ventaja adicional, la unión de individuos con la estrategia de Donde las dan las toman les permiten obtener mayores beneficios al realizar más transacciones entre ellos. Por tanto la población de Donde las dan las toman tenderán a agruparse, lo curioso es que esa agrupación puede llevar a fomentar la cooperación entre los que se decantarían por otra opción en otro ambiente como Claudio nos explicó con su experiencia en el transporte público australiano.

Martínez Coll trasladó estas disquisiciones al terreno empresarial preguntándose si existe algún tipo de estrategia tal que una vez adoptada por la mayoría de las empresas de un país, les garantizase la mayor tasa de crecimiento, no existiendo por tanto ninguna otra estrategia que proporcionara una eficacia mayor. Se muestra crítico con la excesiva preponderancia asignada a la estrategia Donde las dan las toman considerándola débil en el caso del juego Halcón-paloma sustituya al dilema del prisionero y mostrando sus dudas a que los agentes conozcan la recompensa de cada decisión en todas las situaciones.

Pero las recompensas en cada juego sí deberían ser definidas por la banca. El darwinismo social muestra una imagen de la vida económica como una lucha sin cuartel por la supervivencia y el reparto de una "tarta fija", olvidando el carácter mutuamente benéfico y cooperativo de muchas actividades, en las que la prosperidad de unos agentes alienta la de otros y hace que todos ganen. Pero no podemos olvidar que una excesiva colaboración en algunos casos puede derivar en la formación de carteles. Que la banca premie el primer caso y castigue el segundo debería ser el objetivo del sistema normativo y de los agentes que participan en el mercado.

martes, 21 de abril de 2009

Cuando los objetivos crean problemas

El caso de Pepe el del Popular se ha puesto de nuevo de actualidad debido a su detención en Méjico. Se trataba de un director de una sucursal del Banco Popular en Santander que fue acusado de crear un banco paralelo que aceptaba depósitos de los clientes. En un momento determinado, Pepe huye y los clientes reclaman el dinero que habían entregado. Se estima que el agujero creado fue de 36 millones de euros (6.000 millones de pesetas de aquella).

¿Cómo fue posible? La explicación la encontramos recurriendo una vez más a mi pasaje favorito de Lazarillo de Tormes: el de las uvas. Lázaro y el ciego se disponen a comer juntos un mismo racimo cogiendo una uva de cada vez. Una vez finalizado el racimo, el ciego reprende a Lázaro por haber comido las uvas de tres en tres. Éste lo niego y le pregunta cómo puede hacer tal acusación. El ciego le contesta que lo sabe porque él las comía de dos en dos y el chico no protestaba.

Pepe era un empleado muy bien valorado por sus superiores que consideraban a la sucursal como una de las mejores del país. Él mostraba una dedicación total, en ocasiones renunciaba a vacaciones para continuar con su trabajo y el rendimiento de la sucursal era muy superior al de otras similares. Era tal el reconocimiento que tenía que el director regional le advirtió anticipadamente de que se iba a realizar una auditoria a la sucursal. Si los directivos del banco hubieran recordado las enseñanzas del ciego hubieran advertido de algo estaba fallando.

Lorenzo Abadia le echa la culpa a la dirección por objetivos mal hecha y recuerda el comentario de uno de los asistentes a sus charlas: “Imponen a la gente unos objetivos brutales, les hacen vender cosas extrañas, les obligan a venderlas en un plazo muy corto. Y si las venden, bonus fuerte. Y si no las venden, a la calle. ¡Y luego quieren que la gente sea honrada!” . En el post uno de los comentaristas aporta un detalle importante en el ejemplo expuesto por Abadia: “Claro, un día al marido se le acabó el tomate frito pero vió en un estánte un bote caducado. Su objetivo era servir el primer plato. No ponía en ningún lado que debería de ser comestible.” Y es que una mala planificación de los incentivos, como es el caso de ligar el todo el bonus al rendimiento económico, puede hacer que la empresa vuelva malvados a sus empleados y a los directivos.

martes, 14 de abril de 2009

Wikipedia acaba con Encarta

La consolidación de internet pronto mostró que iba a resultar una amenaza para muchos negocios tradicionales. Fue el caso de los periódicos con la aparición de numerosos medios online y de las enciclopedias. La red permitía una actualización inmediata y una organización de la información más eficaz.

En el caso de las enciclopedias, Microsoft lanzó a principios de los noventa una versión en línea de la enciclopedia Funk & Wagnalls denominada Encarta. Anteriormente había tratado de llegar a un acuerdo con la Enciclopedia Británica que lo rechazó por temor a que se resintieran sus ventas en papel. Encarta sigue creciendo gracias a la compra de contenidos de otras enciclopedias como Colliers o New Merit Scholar y se lanzaron versiones en otros idiomas. Cada artículo sobre un tema en particular se integraba con el contenido multimedia: ilustraciones, audio, vídeo, un centro web e incluso algunos juegos.

El éxito de las enciclopedias electrónicas hizo surgir numerosos proyectos. Uno de ellos fue Nupedia, creada en marzo de 2000 y diseñada para hacer sus artículos de una calidad comparable a la de las enciclopedias profesionales gracias a la participación de doctorandos y académicos, a los que se proponía colaborar de modo no remunerado. Su desarrollo no fue el esperado por lo que un año después se creó un wiki para agilizar la creación de artículos de forma paralela, antes de que éstos pasaran al sistema de revisión por expertos. Muy pronto se registran numerosas entradas en esa wiki por parte de colaboradores y se incorporan nuevos idiomas diferentes al inglés.

En 2003 ya se habían alcanzado las 100.000 entradas en la wikipedia en inglés. Ese mismo año se constituye la Fundación Wikipedia que pasa a gestionar la enciclopedia online que hasta entonces era dirigida por la empresa creadora de Nupedia. La Fundación se encarga de costear los recursos materiales necesarios para el funcionamiento de la enciclopedia como son los servidores repartidos por todo el mundo. Asimismo posee una plantilla de 23 personas. La fundación no sólo gestiona wikipedia en 265 idiomas diferentes sino también numerosas spin-off que han surgido a su alrededor: Wikicionario, Wikilibros, Wikiversidad, Wikiquote, Wikinoticias, Wikisource, Wikimedia Commons, Meta-Wiki y Wikiespecies. Para hacerlo se mantiene gracias a las donaciones ya que no realiza uso comercial ni inserta publicidad en su contenido. El 45% de su presupuesto va destinado a tecnología, el 27% a gastos de administración y el 10% en programas y telecomunicaciones.

En la actualidad wikipedia tiene más de once millones de entradas de las cuales dos millones y media corresponde a la versión inglesa. No se precisa ningún requisito para poder escribir en la enciclopedia aunque sólo algunos tiene la capacidad para borrar o bloquear determinadas entradas. Esto ha originado numerosas críticas sobre el riesgo de esa política como la presencia de entradas erróneas por ignorancia de los colaboradores o por vandalismo. Pero la wikipedida las ha podido resolverlo gracias a la Ley de Linus: Dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios. O lo que es lo mismo: nadie sabe más que todos juntos. Y lo ha resuelto de forma tan efectiva que un estudio de Nature reveló que Wikipedia y la Enciclopedia Británica tienen un nivel de errores similares en sus entradas.

El éxito de Wikipedia también ha sido el ocaso de sus predecesores. La Enciclopedia Británica que se resistió a su salto online, publicó en 1994 por primera vez su material en CD-ROM y la hizo accesible por internet. A principios de este año ha comenzado a permitir que los usuarios modifiquen sus entradas al igual que Wikipedia. Probablemente esto no vaya a resolver sus problemas financieros. Hace cuatro años Microsoft tomó la misma medida pero resultó un fracaso, tal vez por la contradicción que una multinacional con enormes beneficios pidiera la colaboración de voluntarios no retribuidos, y este año ha decidido dejar de comercializar Encarta.

Más en Otra economía:

lunes, 6 de abril de 2009

¿Quién pierde en Caja Castilla La Mancha?

Las cajas de ahorro siempre han estado en el tapete de las reformas debido a su especial situación. No tienen propietarios y sus órganos de gobierno son definidos por las administraciones públicas pero nunca cuajó el debate ante la estabilidad del sistema.

La reciente intervención de Caja Castilla La Mancha por parte del Banco de España ha reabierto el interés por el tema aunque está por ver si definitivamente se abre el debate. Hace cuatro años tuve la oportunidad de abordar el tema en un artículo publicado en AECA donde realizaba un símil con el éxito cinematográfico de La Guerra de las Galaxias: Cajas de Ahorro, el poder del lado oscuro. Las cajas de ahorro nacieron como organizaciones altruistas destinadas a mejorar la vida de los más pobres mediante el fomento del ahorro. Poco que ver con las grandes corporaciones financieras en las que se han convertido actualmente que apenas se diferencian de los bancos. Se han pasado al lado oscuro y han abandonado la banca ética.

Cuando se intervino Banesto, sus accionistas perdieron la práctica totalidad de su patrimonio. Como las cajas de ahorro no tiene propietarios, nadie tendrá que asumir ningún coste de los errores cometidos en Caja Castilla La Mancha. Otras empresas que destinan sus beneficios a actividades loables porque son propiedad de fundaciones, las cuales poseen un patrimonio que desaparecería ante una mala gestión. Pero en el caso de las Cajas de Ahorro, su Obra Social nació con el objetivo de dar salida a sus cada vez mayores beneficios a pesar de que en su origen los excedentes iban destinados a mejorar la retribución de los ahorradores.

Pero la existencia de unos propietarios que arriesguen su patrimonio no garantiza un control de la gestión de las empresas. En las grandes empresas los pequeños accionistas apenas se preocupan de la marcha de la sociedad. A Marc Garrigasait le llamaba la atención hace poco el paseo triunfal que fue la Junta de Accionistas de Banco Sabadell a pesar de las actuales dificultades del sector bancario.

A mí me recordaba cierta ocasión a la que asistí a una Junta General de Accionistas de un gran banco donde me llamó la atención un mujer mayor que se acercó a acreditarse en el stand correspondiente. Recogió la ficha para participar en la Junta, un ejemplar de la Memoria del banco y una caja de bombones (que era el regalo que se ofrecía a los accionistas). A continuación salió del Palacio de los Deportes donde se celebraba la Junta, tiró a la papelera la ficha para participar y la Memoria y se fue con la caja de bombones. Me pareció un ejemplo gráfico del papel de los accionistas como meros aportantes de fondos y explica porqué algunos censuran que se critique a los directivos frente a los irrelevantes accionistas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...