jueves, 19 de febrero de 2009

Regalar acciones

Las acciones son las partes alícuotas que componen el capital de una empresa. Es el vehículo a través del cual se invierte una cantidad dinero en un sujeto con personalidad jurídica y responsabilidad propia y diferenciada de las de sus propietarios.

Las acciones conceden a sus propietarios derechos políticos sobre la gestión y económicos sobre los resultados de la empresa. La principal motivación para comprar acciones es la obtención de una rentabilidad al dinero invertido. Pero ya sabes que esa no es la única motivación. Y ahí están los casos de las acciones en medios de comunicación, viñedos, empresas familiares, empresas sociales, la banca ética o equipos de fútbol.

Una de las principales motivaciones alternativas es la autosatisfacción. Hacer una cosa por el simple hecho de querer hacerla. Formar parte de una empresa por el simple hecho de querer formar parte de ella. Eso es lo que les ocurre a los accionistas del equipo de fútbol americano Green Bay Packers. Una forma de materializar ese compromiso abstracto fue mediante la concesión de certificados de acciones que los seguidores pueden colgar en sus casas. En el caso similar del Real Unión de Irún se decidió por extender diplomas.

Esos certificados no son habituales en la actualidad ya que la práctica totalidad de grandes empresas tiene sus acciones como anotaciones en cuenta, es decir, como un archivo informático sin existir ningún documento físico que se tenga que transmitir para justificar la titularidad de las acciones. Antiguamente todas las empresas emitían certificados en papel de sus títulos y en la actualidad esas acciones antiguas son muy demandas por coleccionistas.

A aquellos que compran acciones para ganar dinero no ven especial interés en esos certificados. Pero sí aquellos que tienen otras motivaciones. Como eso no sólo les ocurre a los accionistas de equipos deportivos, no puede extrañar la iniciativa de la empresa One share. Se trata de una empresa que vende certificados de acciones de diversas compañías, cuya adquisición es muchos más cara que si se hiciera en el mercado habitual a través de anotaciones de cuenta. Aquellas acciones más demandas son las de las empresas con un mayor componente emocional encabezadas por Disney y donde también se encuentran Dreamwork, Harley Davidson, Tiffany y Coca-cola. Más sorprendente es la aparición de una cadena de hipermercados como Wal-Mart.

Uno de los principales clientes de estos certificados son los niños a los que sirve como aproximación a los mercados financieros y como puerta a otros instrumentos de inversión para canalizar el ahorro.

Más en Otra economía: La otra rentabilidad de las acciones Disney

2 comentarios:

  1. Luis Carlos, de casualidad sabes si es necesario declarar ante el SAT en caso de comprar 1 acción? te cobran extra por concepto de aduana si compro una acción desde la página de oneshare? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento comentarte que desconozco si está sujeto a aranceles la compra de acciones en oneshare.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...