jueves, 26 de febrero de 2009

Ganar dinero con los enfermos


El blog Inversores suele plantear, como su título hace referencia, acciones en los que poder invertir para obtener una rentabilidad. Un reciente post titulado “Ganar con la lucha contra el cáncer” ha recomienda la compra de acciones de Zeltia por su descubrimiento de un fármaco de probada eficacia para alargar la vida en casos avanzados de cáncer en ovarios.

Hace unos meses plantaba en un post la moralidad de los beneficios de comerciar con pobres. ¿Y comerciar con enfermos? Este conflicto se puso en cuestión en la reclamación judicial realizada por Novartis en la India sobre la legislación sobre patentes del país asiático.

Durante el verano de 2007 la farmacéutica suiza interpuso dos pleitos en la India, uno de ellos contra un apartado de la ley de patentes del país asiático y otro para conseguir registrar una patente. Las ONG activaron una campaña internacional contra la farmacéutica acusándola de poner en peligro el acceso de miles de personas a medicamentos más baratos.

Novartis denunció un apartado de la Ley de Patentes India que sólo permite registrar la patente de un medicamento si este suponen una innovación total respecto a los ya existentes. Su objetivo es poder patentar Glivec, un fármaco que se utiliza para tratar un tipo de leucemia. En la India se comercializa un versión genérica de este medicamento.

Si la demanda de Novartis hubiera prosperado, miles de nuevas patentes podrían otorgarse reduciendo drásticamente la producción de medicamentos genéricos, más baratos y, por tanto, asequibles para los más pobres en los países en desarrollo. Todo se había originado por la asunción por parte de la India de la reglamentación sobre propiedad intelectual debido a su incorporación a la Organización Mundial del Comercio. Hasta entonces la India se había convertido en "la farmacia de los pobres" como el mayor fabricante de productos generéricos y proveedor de la mayoría de países en desarrollo. Uno de sus genéricos más demandados a India es un retroviral del VIH, cuyo tratamiento supera los 10.000€ frente a 130€ del genérico hindú.

Durante aquel verano las ONG mantuvieron una campaña internacional contra Novartis que giraba en torno a esta acusación, dirigiendo todo su poder mediático y de movilización social en contra de la farmacéutica suiza.



Novartis defiende el papel de las patentes, como garantes de la innovación médica y, respecto al acceso a Glivec, destaca que, como empresa, no tiene un mercado que ganar con este producto ya que dona 99% de los tratamientos que se dan en la India con este fármaco a través de su programa Glivec International Patient Assitance Progam (GIPAP). En definitiva, para la empresa la demanda tenía como fin “salvaguardar los incentivos que permiten mejorar las medicinas que los pacientes necesitarán en el futuro”.

ONGs como Oxfam argumentaban que Novartis no puede esperar proporcionar de forma gratuita Glivec a todos los pacientes con CML para el resto de sus vidas. Solamente en India, se estima que esta enfermedad se diagnostica a 24.000 pacientes al año. Además, así como las enfermedades infecciosas pueden erradicarse mediante un corto periodo de tiempo de tratamiento (tales como las donaciones para erradicar la oncocercosis), el cáncer, como la mayoría de enfermedades crónicas, a menudo requieren meses o años de tratamiento y, por tanto, se crean aún mayores barreras a la hora de que se pueda asegurar un tratamiento sostenible mediante la filantropía.

Por eso la ONG defendió que los programas de donaciones no son la forma más sostenible de asegurar que las personas tengan acceso a medicamentos a precios asequibles. La competencia de genéricos es la única forma probada de reducir de forma significativa los precios de los medicamentos en los países en desarrollo.

Novartis desarrolla numerosas actividades de responsabilidad social. Desde hace más de 25 años, la Fundación Novartis para el Desarrollo Sostenible es una de las principales organizaciones del sector privado para el desarrollo internacional que actúa con independencia de los intereses económicos de la compañía. La compañía farmacéutica también ha creado el Instituto de Investigación de Novartis que se dedica a vacunas innovadoras para países en vías de desarrollo, especialmente adaptadas a las necesidades de estos países y con el propósito de su introducción en primer lugar en éstos.

Lo curioso del caso es que si verdaderamente el Glivec no suponía una auténcita innovación, ¿quién iba a estar dispuesto a pagar su sobre-coste habiendo genéricos similares más baratos? También llama la atención que los derechos de patente sobre los medicamentos tengan un plazo de 20 años, aunque sólo 10 sean efectivos, mientras otra propiedad intelectual como los derechos de autor tengan un plazo de 70 años después de la muerte del autor, cuando comenzaron teniendo un plazo de 14 años.


martes, 24 de febrero de 2009

Loxanet, la pesca sostenible

Me entero por el blog Making Poverty History de la existencia de Loxanet, una empresa que distribuye pescado de forma directa productos del mar gallego provenientes de las lonjas al consumidor final. Su objetivo es crear un canal alternativo que permita hacer viables económicamente la pesca sostenible en las costas gallegas. Está participada por cofradías de pesca en un 3,93%, el 50,7% es propiedad de la Fundación Loxanet y el el 45,37% de accionistas privados. Sus objetivos son dignificar la profesión de pescador, fomentar la pesca sostenible e impulsar el comercio responsable. Los beneficios correspondientes a la fundación son destinados a proyectos de carácter social, económico y ambiental en el sector pesquero artesanal.

La ventaja para el consumidor es que adquiere productos frescos de calidad en su domicilio directamente. El pescador logra un mayor margen y un reconocimiento social. La mar logra una mejor conservación de sus ecosistemas gracias a la pesca sostenible en un momento de peligro para los caladeros.



Más en Otra economía: Empresas en manos de fundaciones

sábado, 21 de febrero de 2009

Las empresas sustituyen a las monjas en las escuelas

El número de religiosos desciende cada año en nuestro país a pesar del aumento de la población. Esto hace que muchos centros religiosos cierren sus puertas como es el caso de monasterios y también escuelas. Hace muchas décadas la práctica totalidad de la enseñanza privada era regida por ordenes privadas. Hoy en día cada día hay más empresas en un sector que incluso ha atraído al capital riesgo.

La pérdida de papel de las congregaciones religiosas en la educación no supone un abandono de los idearios católicos en los colegios privados. Simplemente el ideario se mantiene pero regido por sociedades mercantiles en vez de por congregaciones religiosas. Es el caso de la empresa Alter Vía que ha asumido varios colegios gestionados por Ursulinas, de la empresa Fomento de la Enseñanza con fuertes vínculos al Opus Dei o de la Fundación Educativa Marianista Domingo Lázaro que asumió la gestión de varios colegios marianistas.

jueves, 19 de febrero de 2009

Regalar acciones

Las acciones son las partes alícuotas que componen el capital de una empresa. Es el vehículo a través del cual se invierte una cantidad dinero en un sujeto con personalidad jurídica y responsabilidad propia y diferenciada de las de sus propietarios.

Las acciones conceden a sus propietarios derechos políticos sobre la gestión y económicos sobre los resultados de la empresa. La principal motivación para comprar acciones es la obtención de una rentabilidad al dinero invertido. Pero ya sabes que esa no es la única motivación. Y ahí están los casos de las acciones en medios de comunicación, viñedos, empresas familiares, empresas sociales, la banca ética o equipos de fútbol.

Una de las principales motivaciones alternativas es la autosatisfacción. Hacer una cosa por el simple hecho de querer hacerla. Formar parte de una empresa por el simple hecho de querer formar parte de ella. Eso es lo que les ocurre a los accionistas del equipo de fútbol americano Green Bay Packers. Una forma de materializar ese compromiso abstracto fue mediante la concesión de certificados de acciones que los seguidores pueden colgar en sus casas. En el caso similar del Real Unión de Irún se decidió por extender diplomas.

Esos certificados no son habituales en la actualidad ya que la práctica totalidad de grandes empresas tiene sus acciones como anotaciones en cuenta, es decir, como un archivo informático sin existir ningún documento físico que se tenga que transmitir para justificar la titularidad de las acciones. Antiguamente todas las empresas emitían certificados en papel de sus títulos y en la actualidad esas acciones antiguas son muy demandas por coleccionistas.

A aquellos que compran acciones para ganar dinero no ven especial interés en esos certificados. Pero sí aquellos que tienen otras motivaciones. Como eso no sólo les ocurre a los accionistas de equipos deportivos, no puede extrañar la iniciativa de la empresa One share. Se trata de una empresa que vende certificados de acciones de diversas compañías, cuya adquisición es muchos más cara que si se hiciera en el mercado habitual a través de anotaciones de cuenta. Aquellas acciones más demandas son las de las empresas con un mayor componente emocional encabezadas por Disney y donde también se encuentran Dreamwork, Harley Davidson, Tiffany y Coca-cola. Más sorprendente es la aparición de una cadena de hipermercados como Wal-Mart.

Uno de los principales clientes de estos certificados son los niños a los que sirve como aproximación a los mercados financieros y como puerta a otros instrumentos de inversión para canalizar el ahorro.

Más en Otra economía: La otra rentabilidad de las acciones Disney

martes, 17 de febrero de 2009

Los orígenes de la virtud

El sociobiólogo Matt Ridley consideró en su libro Los orígenes de la virtud que la generosidad era una inversión en un activo llamado confianza que reportará buenos dividendos en un futuro gracias a la generosidad de los demás. Utilizó un ordenador para generar modelos que explicaran por qué los seres humanos han cooperado a lo largo de la historia. Así encontró una solución en torno al juego de toma y daca donde los miembros del grupo solamente cooperan con aquellos que también cooperan y excluyen a aquellos que no lo hacen. Este permite que el comportamiento altruista se desarrolle y evita un posible dilema del prisionero. Ridley limita la capacidad de cooperación posible a grupos de menos de 150 miembros. Algo en lo que coincide con la idea de Vernon Smith de limitar el altruismo a contextos personales mientras la mano invisible del mercado surgiría en las relaciones anónimas.

jueves, 12 de febrero de 2009

Altruismo y cooperación animal

Entre los mamíferos sociales es relativamente fácil encontrar ejemplos de conductas animales que lo son todo menos egoístas. Quizá la más famosa –pues en ocasiones se ha dirigido a los seres humanos- es la forma cómo los delfines ayudan a sobrevivir a los miembros heridos del grupo. Los delfines deben subir a la superficie para respirar. Si un delfín está malherido que no puede ascender por sí mismo, otros delfines se agrupan alrededor del compañero herido, empujándolo hacia arriba. Si es necesario, hacen esto durante horas. Los animales sociales también comparten. Los lobos y los perros salvajes llevan carne a los miembros de la manada que no participaron en la cacería. Los chimpancés se guían unos a otros hasta los árboles que tienen fruta madura. Cuando un grupo de chimpancés ha encontrado un buen árbol, emite un ruido fuerte y estruendoso que atrae otros chimpancés, algunos de los cuales pueden estar a un kilómetro de distancia.

Los animales sociales se avisan mutuamente en caso de peligro. Cuando los halcones sobrevuelan, los mirlos y tordos emiten graznidos de advertencia, ayudando a otros miembros del grupo a escapar, aun a riesgo de atraer sobre sí al halcón. Un caso todavía más notable es el de la gacela de Thompson, un pequeño antílope que es cazado por manadas de perros salvajes africanos. Cuando una de estas gacelas percibe una manada de perros, se aleja saltando con un curioso trote conseguido a base de poner las patas rígidas, conocido como stotting, y que al parecer es una señal de advertencia: al instante todas las demás gacelas huyen. Sin embargo, el stotting es un trote más lento que la carrera normal, de modo que la gacela que da el aviso renuncia a una preciosa ventaja para advertir a las demás del peligro.

Cuando los animales luchan con otros miembros de su especie, a menudo aparentan seguir pautas muy parecidas a las reglas éticas adoptadas por los caballeros medievales. Cuando el lobo aventaja a otro, el animal derrotado hace un gesto de sumisión, exponiendo la blanda parte inferior de su cuello al vencedor; pero, en lugar de aprovechar la oportunidad de desgarrar la yugular de su enemigo, el lobo victorioso se aleja, satisfecho de su victoria simbólica. Desde un punto de vista puramente egoísta, tan noble conducta puede parecer estúpida. ¿Por qué dejar que el enemigo derrotado viva para combatir otro día? ¿Es posible que la respuesta esté en lago más importante que los intereses del lobo victorioso?.

En resumidas cuentas, es un error ver la naturaleza como una lucha a vida o muerte en la que quienes sólo se preocupan por su comida, seguridad y satisfacción sexual están destinados a eliminar a los demás. No es esto lo que nos dicen la biología y la teoría de la evolución. El paisaje que debemos atravesar para sobrevivir y transmitir nuestros genes es mucho más complejo que el descrito en el crudo esbozo que dábamos más arriba; por decirlo de otro modo, en la vida y en la transmisión de nuestros genes interviene algo más que la comida y la copulación.

Peter Singer

martes, 10 de febrero de 2009

Roures gana dinero sirviendo a sus ideas

Jaume Roures ha pasado de ser prácticamente desconocido a aparecer en numerosas noticias. La popularidad le ha llegado a este productor de cine a raíz en la inversión en dos medios de comunicación: la cadena de televisión “la Sexta” y el periódico “Público”. La impronta de Roures en ambos medios se puede apreciar en su entrevista al periódico francés Liberation.


El diario francés lo define como el Rupert Murdoch español y no sin razón. Si el magnate australiano ha construido un imperio mediático que difunde su ideología conservadora, Roures encabeza un grupo de comunicación que amenaza la hegemonía de Prisa en la izquierda. No sólo no reniega de su pasado troskista (militó en la LCR y en la IV Internacional) declarando que la crisis actual demuestra la debilidad del capitalismo y otorga actualidad a Marx, sino que lo reivindica en su labor empresarial.


Así lo atestigua en sus declaraciones al periódico francés cuando declara que no trabaja sino que milita. Cuando le preguntan cómo un hombre de negocios puede ser marxista, hace la referencia al catolicismo, una religión pobrista que practican muchos millonarios. Aún así declara: yo hago dinero para servir a mis ideas. Y lo lleva haciendo desde antes de incorporarse a los medios de comunicación ya que su empresa produjo varias películas de contenido ideológico como Comandante sobre Fidel Castro, Salvador sobre un militante del Movimiento Ibérico de Liberación, la multipremiada Los lunes al sol o el documental Llach, la revolta permanente.

jueves, 5 de febrero de 2009

El mito del altruismo puro

Uno de los debates más intranscendentes es el referido a la existencia de un altruismo puro o verdadero. Sería aquel que se realiza sin pensar en contrapartida alguna. Marcel Mauss argumentaba en su libro El regalo argumentaba que la donación creaba una deuda social que llevaba a los demás a recompensarla. Y así lo detectaba en comunidades de nativos norteamericanos y polinesios. Incluso Buda detalló los cinco beneficios inmediatos del hombre generoso.

Richar Titmuss criticó esa visión exponiendo el caso de los donantes de sangre que no recibían ningúna contrapartida. Pero tanto esas donaciones como incluso actos de heroismo se incrementan en caso de un mayor reconocimento social. Podría entonces pensarse que no se trata de un altruismo puro ya que se encuentra incentivado por dicho reconocimento. Siguiendo ese razonamiento, Edward O. Wilson señaló que la Madre Teresa, que ha dedicado su vida a los enfermos y moribundos de las calles de Calcuta, es cristiana, y por tanto, presumiblemente cree que recibirá su recompensa en el cielo por sus actuaciones.

Por eso el filosofo Jacques Derrida que el altruismo puro precisa que el donante no sienta satisfacción alguna por su acto y que el receptor no experimente ningún sentimiento de vergüenza o inferioridad. Una visión mucho más estricta que la planteada por Maimónides o Socrátes.

Pero si la satisfacción personal de hacer el bien, el reconocimento social o la generosidad recíproca hacen aumentar la cooperación social que mejora nuestas vidas, ¿qué malo hay en este altruismo impuro?

miércoles, 4 de febrero de 2009

Obama limita los sueldos de las empresas que reciban ayuda pública

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha anunciado que los altos ejecutivos de las compañías que reciban ayudas del Estado, sean financieras o no, tendrán un tope de 500.000 dólares para los ingresos que reciban de sus empresas.

"Todos debemos responsabilizarnos ante la crisis", incluidos los altos cargos en las empresas financieras "que han ido de pedigüeños al pueblo estadounidense cuando tenían problemas, al tiempo que se pagaban sus habituales bonificaciones generosas", afirmó Obama.

"No solamente es de mal gusto, es una mala estrategia y no la toleraré durante mi Presidencia", señaló el presidente desde la Casa Blanca junto a su secretario del Tesoro, Tim Geithner. Obama hacía referencia con estas palabras a las primas que han cobrado los ejecutivos de Wall Street en tiempos de crisis. El debate sobre el mal uso de las ayudas estatales ha ido a más una vez se ha conocido que los ejecutivos de Wall Street recibieron 18.400 millones de dólares en primas en 2008, una multimillonaria compensación que contrasta con la creación de dos planes anticrisis dotados con 700.000 y 825.000 millones de dólares, republicano y demócrata, respectivamente.

Si dichos directivos reciben compensación adicional, podrá ser en forma de acciones de la empresa que no puedan venderse hasta que las compañías hayan devuelto la asistencia recibida del Estado.

Además, las compañías que reciban ayuda federal deberán dar a conocer y justificar todos los beneficios que se concedan a sus ejecutivos como los aviones privados o las fiestas de empresa. y justificarlos, y eliminar las fuertes compensaciones a directivos que abandonen la empresa.

Pero la medida puede quedar en simple cosmética ya que el plan será aplicable sólo a aquellas compañías que a partir de ahora reciban cantidades "excepcionales" de dinero y no tendrá efecto retroactivo, con lo que no afecta a grandes empresas que ya han sido 'rescatadas', como Citigroup (cuyo presidente Vikram Pandit, cobró una prima de 3,1 millones en 2008) o la compañía de seguros American International Group Inc, que sí deberán someterse, sin embargo, a una mayor vigilancia de sus actividades.

martes, 3 de febrero de 2009

Los negocios inclusivos

Desde NextBillion en Español informan de la publicación del libro Los negocios inclusivos de Colombia. Por negocio inclusivo se entiende aquel que auna valor económico, valor social y valor medioambiental. En el libro se detallan los siguientes nueve de esos negocios que se han desarrollado en el país sudamericana.

Natura: empresa que produce y comercializa cosméticos; el NI es la inclusión de los segmentos de bajos ingresos como distribuidores, creando empleo e ingresos a la vez que aumenta sus ventas.

Indupalma: dedicada a la producción de aceite de palma; el NI es impulsar un proyecto en que pequeños agricultores acceden a créditos con los cuales adquieren activos fijos para la producción de palma, la empresa se compromete a comprar esta producción.

Alpina: empresa que produce y comercializa productos lácteos; el NI es un programa de desarrollo de proveedores con pequeños productores de leche.

Compañía Nacional de Chocolates: empresa que produce y comercializa productos alimenticios (chocolates, cereales, café, ente otros); el NI es un programa de desarrollo de provedores de cacao.

Federación Nacional de Cafeteros: organización gremial que fomenta la producción de café; el NI es la vinculación de jóvenes en la producción de café.

Casa Luker: empresa que produce y comercializa productos de consumo masivo (chocolates, café, jugos, etc.); el NI es un programa de desarrollo de proveedores de maracuyá.

Promigas: empresa que transporta y distribuye gas natural; el NI es la apertura de una línea de crédito para sus “buenos” clientes y tuvieran la capacidad de adquirir electrodomésticos y materiales de construcción.

Pavco: empresa que produce y comerciliza baldosas de vinilo y tuberías PVC; el NI es dar acceso (crédito) a infraestructura y técnicas de riego a pequeños productores de ají.

Bancolombia: empresa bancario; el NI es el desarrollo de herramientas para llevar sus productos a poblaciones marginadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...