jueves, 18 de diciembre de 2008

¿Qué es vicio?

Si atendemos a la segunda definición de la RAE se trata de la falta de rectitud o defecto moral de las acciones. Bernard Mandeville en su Fabula de las abejas define vicio a todo lo que el hombre sin consideración por el público, fuera capaz de cometer para satisfacer alguno de sus apetitos, si en tales acciones vislumbrara la mínima posibilidad de que fuera nociva para algún miembro de la sociedad y de hacerle menos servicial para los demás. A su vez define virtud a cualqueir acto por el cual el hombre, contrariando los impulsos de la Naturaleza procurara el bien de los demás o el dominio de sus propias pasiones mediante la racional ambición de ser bueno.

Curiosamente Mandeville defiende que los vicios individuales general una virtud colectiva. Así el orgullo crea la demanda de productos suntuosos que generan riqueza y puestos de trabajo. La envidia aumenta la laboriosidad de aquellos que quieren imitar las riquezas de los más pudientes. Y la adulación es la mejor herramienta para incentivar el comportamiento recto.

Recordando la pirámide de Maslow, en la fabula de las abejas nos cuenta que el hambre, la sed y la desnudez son los primeros tiranos que nos hacen mover; después el orgullo, la pereza, la sensualidad y la veleidad nuestras son los grandes patronos de las artes y las ciencias, de las industrias, oficios y profesiones; mientras que la necesidad, la avaricia, la envidia y la ambición, cada cual en la clase que le corresponde, son los capataces que obligan a todos los miembros de la sociedad a someterse, la mayoría alegremente, a la rutina propia de su condición.

Ante los beneficios que proporcionan estos vicios a la sociedad en general, ¿podemos seguir catalogándolos así?

Más en Otra economía: La moralidad de las intenciones y las consecuencias

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Wal Mart en el Katrina

La actuación de las agencias estatales durante la catástrofe que originó el huracán Katrina en Estados Unidos fue unánimemente criticada. Por el contrario la labor realizada por la cadena de hipermercados Wal Mart fue muy reconocida. ¿Pero qué hizo esa gran superficie para ayudar a los afectados por esa tragedia? Pues lo mismo que hacía el resto de días: vender. Parece una cosa sin importancia pero en una situación de desabastecimiento era vital que los ciudadanos pudieran adquirir agua, comida y enseres. Curiosamente las agencias estatales eran incapaces de dar respuesta a esas necesidades. Por el contrario la logística de Wal Mart respondió perfectamente a pesar de la difícil situación.

Como en algunos casos se trataba de personas que lo habían perdido todo, el hipermercado acepto como pago simples recibos firmados en una muestra de alto radio de confianza. Uno de los problemas que se enfrentaba la actuación de Wal Mart en que no se encontraba protegida por las llamadas leyes del buen samaritano, normas que protegen de posibles demandas civiles la actuación de aquellos que se esfuerzan de buena fe en ayudar a necesitados, debido a que muchas de ellas excluyen o prohíben la actuación de aquellos que buscan una remuneración o un beneficio. Una muestra de los peligros de las leyes que discriminan positivamente a las ONG.

Más en Otra Economía:

martes, 16 de diciembre de 2008

ColaLife: las vidas que puede salvar Coca-cola


Ninguna empresa, organismo u ONG tiene una red de distribución tan buena como Coca-cola, quien llega a sitios donde otros productos necesarios e imprescindibles para una calidad de vida básica no lo logran, ¿por qué no realiza esta marca de bebidas un reparto conjunto incluyendo en sus rutas estos productos? Esa es la propuesta de ColaLife, una iniciativa que ha crecido en la red. Una de las primeras medidas es la distribución de sales para evitar la deshidratación causada por la diarrea que causa un gran número de muertes en los países subdesarrollados.



lunes, 15 de diciembre de 2008

Cuando la avaricia es perjudicial

La avaricia puede ser buena si incentiva actos que enriquecen o mejoran la sociedad. Uno de los causantes de la actual crisis financiera fue que la avaricia de los directivos de los bancos de inversión no estaba alineada con el crecimiento sostenible de sus empresas.

No se producía lo que Adam Smith comentaba de que era el interés propio del carnicero, cervecero y el panadero la que nos proporcionaba nuestras zonas. Los intereses del carnicero o su avaricia proporcionaba a los ciudadanos una buena carne para cenar. Es posible que la avaricia de una empresa carnicera sí mejore la sociedad y nuestro bienestar pero el problema es que los directivos no persiguen los objetivos de la empresa sino los suyos propios: la consecución de los mayores beneficios contables a corto plazo (anuales). Unos beneficios contables que pueden no corresponder con la fortaleza sostenible de la empresa. Por tanto, una incorrecta definición de los incentivos de los directivos puede hacer que las empresas no cumplan esa función social expuesta por Adam Smith.

Más en Otra economía:

viernes, 12 de diciembre de 2008

¿Persiguen beneficios las organizaciones sin ánimo de lucro?

Nos encontramos con casos en los que las organizaciones sin ánimo de lucro tienen más beneficios que las empresas maximizadoras de beneficios. Una posible razón de esto nos la cuenta The Sports Economist cuando explica por qué las universidades norteamericanas, que no tienen ánimo de lucro, discriminan precios igual que las empresas convencionales:

Being non-profit does not mean that you don't have profits as an objective. All it does is restrict what you can do with earned profits, meaning that they can't be dispersed to shareholders. As I was told at a meeting when I jokingly brought up the fact that my university is a non-profit, I was told by an older gentleman at my table "Oh, we get plenty of profits. We just make sure we spend it all.

jueves, 11 de diciembre de 2008

La importancia de los incentivos

La empresa o el estado nos incentivan a tomar malas decisiones. La solución parece sencilla pero neuroeconomía nos la recuerda citando a George Loewenstein:

“comprender los mecanismos que nos hacen tomar malas decisiones, de modo que podamos diseñar los incentivos y programas necesarios para compensar los sesgos irracionales”

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Clientes y proveedores en la base de la pirámide


Su filial asiática tenía dificultades de proveerse de una especie que se producía en Indonesia dado que la mayoría de agricultores tenían pequeñas explotaciones que no eran rentables por lo que las abandonaban. La multinacional les ofreció contratos estables de compra, apoyo técnico para aumentar la calidad y la productividad y les facilitó el acceso a la financiación.

La filial brasileña de Endesa, COELCE, desarrolló la siguiente medida para hacer accesible la electricidad a la población con menores recursos: les proporcionaban créditos para en el consumo de energía eléctrica a cambio de residuos reciclables que iban destinados a la industria del reciclaje. De esa manera se lograban dos objetivos: aquellas personas con escasos ingresos obtenían electricidad y se incrementaba el reciclaje de residuos.

La filial india de Unilever lanzó una serie de productos de limpieza, alimentación e higiene destinado a los mercados rurales con bajo nivel económico. Con el objetivo de acceder al mayor número de puntos de venta posibles, el sistema de distribución se basaba en mujeres emprendedoras que realizaban la promoción de los productos basada en la formación de Unilever. Este sistema de distribución supone una importante contribución a la disminución de la pobreza como concluyó un estudio de Oxfam sobre la actividad de Unilever en Indonesia.

Amanco es una empresa dedicada a la producción y venta de sistemas de conducción de fluidos y elementos de construcción. En Guatemala, la empresa diseño un sistema de riego por goteo que permite doblar la superficie cultivada utilizando la misma cantidad de agua. Pero además estableció un sistema de microcrédito junto a las empresas comercializadoras y entidades financieras para facilitar la compra a los pequeños agricultores.

Grammen Bank concede micrócréditos a mujeres de aldeas rurales para que adquieran un teléfono móvil y una batería solar con el objeto que presten un servicio de telefonía pública a cargo de la compañía Grameen Phone.

Más en Otra Economía: La oportunidad de los cuatro mil millones

martes, 9 de diciembre de 2008

El pequeño comercio no preserva la cohesión local

Uno de los mitos más repetidamente señalados para proteger al pequeño comercio es que protege los lazos comunitarios que existen en los barrios y pueblos. Un estudio que se publicará el próximo año en la revista Public Choice parece refutar esa idea. En Estados Unidos, Wal Mart es la mayor empresa de hipermercados y uno de los principales acusados de destruir el pequeño comercio de la zona donde se implanta. Los investigadores no han encontrado ninguna relación entre la presencia de la cadena comercial y el capital social de las localidades en las que se implanta, medida como el dinamismo en la organización de la sociedad civil, la actividad religiosa, el tiempo que se pasa con los amigos,...

Via: Division of Labour

Actualización: Otro estudio muestra una relación positiva entre la apertura de centros de Wal Mart y la asistencia a actividades culturales también via Division of labour.


martes, 2 de diciembre de 2008

¿Nos hace malvados la empresa?

Si el gobierno y el libre mercado nos pueden hacer malvados, cualquier institución lo puede hacer, sobre todo aquellas más jerárquicas según Bosco (2008). Stumbling and mumbling nos cuenta dos importantes consecuencias de esto:

  1. In some contexts, traditional motives - money and power - might be counterproductive; we should read this paper alongside research (pdf) by Kathleen Vohs which has found that merely thinking about money can make people more selfish. In organizations where there is a big pay-off to co-operation - such as from sharing information, kicking around ideas or mentoring others - hierarchy and financial motivation might reduce efficiency.

  2. Institutions shape “character” - they have the power to make us more or less selfish. This suggests that the costs and benefits of institutional design are large. Could it be that business managers and politicians over-rate the importance of policy, relative to that of institutional design?

Como la empresa es una institución jerárquica donde además se prima el dinero y el poder se podría pensar que nos hace más egoístas. Pero me llama la atención que otra institución mucho más jerárquica como es el ejército sea una gran fuente de héroes altruistas: el ejército.

Más en Otra economía: ¿Nos hace malvados la empresa?

lunes, 1 de diciembre de 2008

¿Cómo usar las ONG para maximizar beneficios?

IC nos explica en Pymes y Autónomos cómo usar una ONG desde una empresa:

  • Como forma jurídica de la propia empresa: A algunos les chocará, pero en España existen multitud de empresas que no funcionan como personas físicas ni como sociedades mercantiles ni cooperativas. Optan por formulas más propias del Tercer Sector como las fundaciones o las asociaciones. Y no es que este upo de organismos, para autofinanciarse, realicen actividades empresariales, es que muchos en origen no tienen otra cosa en la cabeza (clubs deportivos, culturales, bufetes de abogados, etc). Entre otras ventajas, que luego veremos en otros casos, la opacidad es mayor a la par que se revisten de un aura de legitimidad de la que no suelen disfrutar los emprendedores que se presentan como tales.

  • Como medio de captación de financiación privada: Por un lado esta el ejemplo, un tanto alambicado, pero factible, que le comentaba a Remo. La ONG, instrumentalizada por la empresa capta las donaciones. Si tiene la catalogación de utilidad pública podría incluso implicar bonificaciones fiscales para los donantes. Luego, aunque con cuidado, podría financiar vía préstamo a la sociedad mercantil, que deduciría esos intereses. Los rendimientos de la Asociación, si tiene la catalogación antes citada tributan por Sociedades a un tipo inferior al ordinario. No me quiero extender, pero creo que es plenamente realizable, siempre y cuando se vista del modo adecuado, aunque existen como veremos a continuación otros sistemas menos complicados que el del préstamo.

  • Cómo herramienta para captar financiación pública: Si queremos optar a subvenciones, ayudas, en muchas ocasiones sólo estarán disponibles para sindicatos, patronales, etc. En vez de tener que acudir a actos formativos organizados por otras asociaciones, algunas empresas optan por crear, solos, o en compañía de competidores bien avenidos,entidades con las que optar a este maná público. Del mismo modo, sin prestarles nada, únicamente como en este caso haciéndose cargo de los costes, se puede trasladar el dinero recaudado en el punto anterior a sus destinatarios finales.

  • Como instrumento de lobby: Las posibilidades de acceso al político de turno, la veracidad de una nota de prensa y la disposición de los medios, la credibilidad del mensaje transmitido, crecen si no parten directamente de la empresa en cuestión.

Más en Otraeconomía:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...