miércoles, 22 de octubre de 2008

Cooperativas con diversos objetivos

Si todos los propietarios de una sociedad anónima tienen un objetivo común, la maximización de beneficios, la evaluación de la gestión de los administradores es sencilla en tanto que se centra en un único dato: la rentabilidad. La cuestión es más compleja cuando existe más de un objetivo, como puede ser la defensa de un determinado legado en las empresas familiares. Y aún se complica más cuando existen accionistas que persiguen objetivos divergentes, como es el caso de las Sociedades Anónimas Deportivas. Otro caso es el de las empresas participadas por maximizadores del beneficio junto a trabajadores o clientes.

Pero esta no sólo duplicidad se produce en las sociedades anónimas sino también en cooperativas. Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios. Las cooperativas pueden ser de trabajo asociado, si sus propietarios son trabajadores, o de consumidores, si pertenecen a los usuarios. Pero muchas de las cooperativas son mixtas y pertenecen conjuntamente a ambos colectivos aunque pueda parecer que tengan intereses divergentes: mejores condiciones laborales y condiciones más ventajosas para los clientes. Es el caso las cooperativas de enseñanza cuya propiedad es conjunta ente padres y profesores, aunque también las hay exclusivamente de los trabajadores y exclusivamente de los padres. También es el caso de Abacus, Eroski y Caja Laboral.

Más en Otra Economía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...