viernes, 12 de septiembre de 2008

¿Quién debe gastar el dinero?

Conthe hace una defensa en su blog del pago de impuestos. Propone que el pago de un mayor volumen de impuestos equivalga a una mayor responsabilidad social de las empresas. Hace mención incluso al caso particular de las cajas de ahorro:

Ya en mi época de Director del Tesoro les decía a algunas Cajas de Ahorro, obsesionadas por adquirir instrumentos no sujetos a retención, que "no hay mejor obra social que pagar impuestos".

Su postura podría recordar a la de Milton Friedman que consideraba que el cumplimiento de la legalidad, tal como es el pago de impuestos, es la única responsabilidad social de la empresa. Pero Conthe va más allá, no defiende simplemente que las empresas paguen impuestos sino que paguen la mayor cantidad posible.

En el ejemplo de las cajas de ahorro, el ahorro del pago de unos impuestos supone que la entidad puede destinar más dinero a la obra social. La clave está en considerar si el destino del dinero es mejor que lo decida el gobierno o la propia caja. Porque ambos criterios no tienen porqué coincidir como tampoco lo hace la ética con la legalidad

De la misma manera Conthe expone:

Las personas adineradas que paguen muy pocos impuestos, aunque sea legalmente (esto es, sin cometer fraude fiscal), debieran estar mal vistas socialmente

¿Y si el dinero ahorrado con los impuestos fuera dirigido hacia destinos más respetables que si hubieran acabado en las arcas públicas? ¿Sólo pueden ser altruistas los políticos con el dinero ajeno? ¿No puede ser nadie altruista con el dinero propio? ¿No pueden ser los políticos egoístas? ¿No podrían dirigir los recursos que gestionan hacia su propia reelección más que a otros destino más benefactores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...