sábado, 13 de septiembre de 2008

La moralidad en las decisiones

En muchas ocasiones se considera la teoría de juegos únicamente en su versión monetaria, cual homo oeconomicus, a pesar de que las recompensas económicas pueden ser contraproducente. No ya sólo por los beneficios de la cooperación continuada que puede enjugar pequeñas pérdidas iniciales en situaciones de toma-y-daca, sino por considerar las implicaciones morales de las decisiones.

En la misma película de “El caballero oscuro” que nos mostró el ejemplo los peligros de la cooperación, podemos ver un un caso de decisiones dependientes de la moralidad, como nos muestran El Blog Salmón, El Pelopódromo y The Quantitative Peace. Se trata de un dilema del prisionero donde un personaje amoral como Joker considera como óptimo la situación en la que él se salva pero los demás mueren y cree que los demás decidirán igual.

El resultado del juego es distinto si introducimos la moralidad. Si no queremos dañar a los demás pero anteponemos a ello nuestra propia supervivencia nos encontraremos con este esquema:



Si por el contrario nuestra ética antepone nuestra supervivencia a la responsabilidad en la muerte en los demás nos encontraríamos con esto:



Este último caso dependería de la oferta y demanda de héroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...