lunes, 11 de agosto de 2008

Incentivos monetarios contraproducentes

Desde el primer post vemos que la moralidad no tiene aplicación en el mercado bajo competencia perfecta. Este olvido puede provocar que cuando regulemos un determinado intercambio, legal o contractualmente, pensando en el “homo economicus” nos encontremos que la reacción del “homo verus” será diferente a la esperada.

Un ejemplo lo expone el libro Freaknomics es el caso de una escuela infantil que para evitar la dilación en la llegada de los padres en recoger a sus hijos decide aplicar un incremento en las cuotas por cada retraso. Pero el resultado es el contrario del deseado. Los padres tenían un fuerte incentivo para recoger a la hora a sus niños debido a su mala conciencia por los inconvenientes causados. Al imponer un precio por el retraso, los padres consideraron retribuido ese malestar por lo que se relajaban en la hora de recogida de sus hijos. Un caso similar es el que nos cuentan Mellstrom y Johannesson (2008) en el que se redujeron las donaciones de sangre cuando pasaron a ser remuneradas. Se produciría así un conflicto entre incentivos monetarios e incentivos sociales.

Samuel Bowles hace un repaso a diferentes estudios de juegos que siguen esa línea en lo que podríamos llamar la economía de los tipos agradables. En uno de ellos, Fehr y Rockenbach (2004) hicieron el siguiente experimento. Un grupo de alumnos que llamaremos “inversores” debían destinar una cantidad de dinero a otro grupo, denominado “trustee”, quienes sabiendo la cantidad transferida devolverían al inversor una cantidad. A los inversores se les dio la oportunidad de advertir que habría multas a aquellos trustees que les hubieran retornado una cantidad baja de dinero. El resultado fue que aquellos que decidieron no reservarse el derecho a establecer multas lograron unos mayores dividendos que aquellos que las establecieron.

Se trataría de llegar a acuerdos sociales para establecer una pauta de comportamiento beneficiosa para todos salvando los problemas de la teoría de juegos, en línea de la moral mediante el acuerdo defendida por David Gauthier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...