martes, 22 de julio de 2008

Endesa vs. Greenpeace: fuera prejuicios

Por desgracia somos esclavos de los prejuicios. Uno de ellos ya mereció un post, el que las ONG son siempre beneficiosas para la sociedad mientras las empresas ganan dinero a costa de perjudicar a los demás. Se trata de imágenes preestablecidas que cuesta mucho deshacer y que se crean a través de los medios de comunicación y la publicidad.

Por eso en los últimos tiempos las empresas han emprendido costosas campañas de imagen para transmitir su identificación con unos determinados valores. Estas campañas también proporcionan argumentos a aquellas organizaciones que critican sus comportamientos. Es el caso de la última campaña de Greenpeace en las que critica la construcción de centrales hidroeléctricas en la Patagonia chilena por parte de la recientemente publicitada como empresa que se preocupa por el futuro de nuestros hijos, Endesa.

Que una compañía se publicita como ecológica no significa que lo sea. Ahí está el caso de la verde Iberdrola y su reciente acuerdo de compra del contaminante carbón escocés. Tal vez sea porque el carbón representa el 44% de la electricidad que produce en el Reino Unido y sólo el 5% en España donde se vende como ecológica.

Y tampoco podemos considerar que una ONG ecologista sea siempre coherente. El proyecto de Endesa en Patagonia se basa en energía hidráulica, es decir, renovable. Greenpeace la crítica y propone como alternativas la energía solar y la eólica. Pero ésta última también es criticada por numerosas organizaciones ecologistas por su impacto en el paisaje natural. ¿Hasta dónde llega el purismo ecológico?

Habría que juzgar las centrales de Patagonia alejándonos de los estereotipos y los prejuicios que tengamos tanto de Endesa como de Greenpeace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...