miércoles, 30 de julio de 2008

Los minoritarios se organizan

En España no es habitual el activismo accionarial. La participación de los accionistas minoritarios suele ser escasa si exceptuamos el veterano Sindicatura de Accionistas del Banco Popular, una agrupación de accionistas que se organizó para blindar al banco ante operaciones hostiles y cuyos integrantes tienen participaciones significativas alejadas de los porcentajes que poseen los pequeños inversores. Además se da el caso de que los blindajes del capital de las empresas y la legislación pocas veces benefician a los accionistas minoritarios.

La salida de Terra a bolsa y su posterior evolución un importante quebranto para los accionistas minoritarios que permanecieron. Las peligrosas relaciones de ésta con su matriz Telefónica y la irracional escalada bursátil que padeció el valor fueron las principales causas. Para defender sus intereses se organizaron en una asociación: ACCTER.

También los accionistas de Tafisa se organizaron ante la OPA de exclusión lanzada por el accionista mayoritario, Sonae. Pero la CNMV parece que no les va a dar la razón. A pesar de eso hay que felicitarles por haber logrado reunir 3,65% del capital, casi la mitad de las acciones en manos de minoritarios.

Situación muy diferente a lo que ocurre en Estados Unidos, aunque el activismo de los accionistas minoritarios empieza ya a extenderse en Europa. En el Reino Unido, la UKSA es una potente organización, capaz de doblegar la voluntad de los señores de la City.

En Francia, ADAM, presidida por Colette Neuville, ha logrado éxitos tan sonados como el cese de los directivos de Eurotunnel en una junta de accionistas, el rediseño de la operación Renault-Nissan y casi 1.000 millones de euros más para los minoritarios en la absorción de Havas por Générale des Eaux en 1998.

La existencia de varias asociaciones francesas permite el caso en que agrupen a accionistas minoritarios con opiniones dispares. Así ocurrió en la toma de control de la constructora gala Eiffage por parte de la Sacyr. Mientras ADAM se posicionó en contra de dicha operación, la asociación de pequeños accionistas APPAC era favorable a la entrada de la constructora española.

martes, 29 de julio de 2008

¿Por qué las ballenas y no los pollos se extinguen?


Ese es uno de los apartados del libro El economista naturalista. La explicación viene porque los pollos tienen dueños que se preocupan de su reproducción ya que de lo contrario no obtendrían. Por el contrario las ballenas no son de nadie y los barcos japoneses que los pescan no sufragan su mantenimiento. Se trata de un ejemplo más de la tragedia de los bienes comunales.

Puede pensarse que sólo los animales domésticos pueden ser de titularidad privada pero no es así. Un ejemplo es la empresa Gestión y Desarrollo Agrocinético que se dedica al negocio del aprovechamiento agrícola, cinegético, forestal y ganadero de fincas rústicas. En el caso del negocio cinegético donde asesora sobre la pirámide poblacional óptima y determina la necesidad de repoblación o capturas. Al menos en España, la mayoría de los animales de caza están en fincas bajo el dominio de algún propietario. De alguna manera se puede decir que los animales de caza pertenecen a alguien, son bienes privados. Si el propietario se gana la vida dando cacerías, o disfruta de su finca cazando, le interesa mucho mantener un equilibrio ecológico. El dueño está interesado en mantener en la finca una carga de animales que resulte óptima con el tamaño de la propiedad y gracias a esos esfuerzos cuidan de otras especies protegidas o en peligro de extinción que se encuentran en sus propiedades.

En Inglaterra y Escocia, los particulares pueden adquirir derechos de pesca exclusivos en diversos ríos. Se trata de cesiones de su usufructo que incentivan a los adquirientes a perseguir los casos de polución y sobreexplotación. Así se creo la Angler’s Conservation Association que presta servicios legales a los propietarios de derechos de pesca en los ríos ante las empresas o individuos que hayan contaminado. Se trata de la reclamación de elevadas indemnizaciones por la pérdida económica sufrida por los pescadores. Los peces no pertenecen a nadie hasta que no son pescados pero el deterioro medioambiental de un río provoca la depreciación del derecho de pesca del que disfrutan los pescadores justificando la indemnización. Las cantidades obtenidas son destinadas a restaurar el ecosistema del río.

Pero no sólo la caza y la pesca permiten la subsistencia de los animales salvajes. Zimbabwe padeció un fuerte descenso de sus poblaciones de elefante y rinoceronte negro. A pesar de las leyes restrictivas y de los esfuerzos gubernamentales, la población de esas especies siguió decreciendo hasta niveles alarmantes. A principios de los años 90 el gobierno del país africano permitió la propiedad privada de animales en peligro de extinción. A partir de entonces el número de animales ha crecido espectacularmente a pesar de que en los países vecinos siguen descendiendo. En un primer momento fueron empresas dedicadas a la caza las que gestionaron la repoblación pero pronto aparecieron negocios alrededor del turismo que deseaba hacer safaris fotográficos como el caso del Senuco Safari Lodge.

El siguiente paso sería preguntarnos si la gente estaría dispuesta a poseer elefantes aunque no los fuera a ver en la vida. Simplemente por el hecho de saber que se colabora con que sigan existiendo. Haciendo una analogía con las empresas sociales de Yunnus, no sería realizar una donación puntual dedicada al mantenimiento de los elefantes sino invertir en su compra para obtener ingresos mediante el turismo, los documentales televisiones u otros. ¿Habría inversores dispuestos a sacrificar rentabilidad financiera a cambio de la rentabilidad emocional de poseer animales en peligro de extinción?

Actualización: en Kenia también hay una experiencia de gestión privada que se denomina Mara Conservacy.

lunes, 28 de julio de 2008

La pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow ha sido utilizada muchas veces para justificar acciones de marketing. Muchos son los productos que satisfacen las necesidades básicas por lo que la diferenciación de valores intangibles como la pertenencia a un colectivo o la identificación con unos determinados valores. Se trataría de vender un producto emocional junto al producto físico o servicio habitual.

Si los consumidores pagan por emociones, los trabajadores cobran mediante emociones. Una definición de salario emocional sería “todo aquello que hace que un colaborador se sienta pagado por un esfuerzo y que no sea dinero.”

¿Y los accionistas? ¿No reciben emociones? Al menos los de los equipos deportivos y los de Disney, sí.

viernes, 25 de julio de 2008

Felicidad

Aristóteles afirmaba que el objetivo del hombre era la consecución de la felicidad. En su “Ética a Nicómaco” mostraba que la felicidad se alcanza con la contemplación teórica, es decir, la sabiduría. Una sabiduría que Adam Smith retrata en la parte tercera de su Tratado sobre Sentimientos Morales como las virtudes de la prudencia y la magnanimidad. El autor escocés advierte que el más sabio de los hombres no es “sino uno entre la multitud, no mejor que cualquier otro de entre ella”. Así lo recuerda en La Riqueza de las Naciones cuando duda que el filósofo sea mejor que un porteador ya que el porteador puede servir al filósofo, ¿pero viceversa? Ryan Patrick postula en su ensayo “Adam Smith, Aristótels y la ética de la virtud” el autor escocés logra la felicidad poniendo su sabiduría para lograr que la “opulencia universal que se extenderá hasta las persona de los estratos más bajos” en su obra de “La Riqueza de las Naciones”.

jueves, 24 de julio de 2008

Modelos de empresa y RSE

En un reciente paper, Argandoña relaciona los distintos modelos de Responsabilidad Social Corporativa con las diferentes visiones de la empresa.

Denomina empresa mecanicista a aquella cuyos miembros responden a la imagen del homo economicus y que aceptan la RSE siempre y cuando suponga un mayor rendimiento económico para los shareholders mediante herramientas como el marketing con causa.

Empresa psicosociológica a aquella que valora los rendimientos económicos y el grado de satisfacción que aporta a los clientes. La RSE entendida como filantropía o acción social encajaría dentro de este modelo de empresa al enorgullecer a los miembros de la empresa. Puede ser compatible con la visión mecanicista si supone una maximización de los beneficios si al hacer públicas esas donaciones suponen un incremento del negocio. Sería el caso típico de las cajas de ahorro e iría contrael consejo de Maimónides.

Por último se encontraría la empresa antropológica que asumiría la RSE como una responsabilidad ética. Se trata de actuaciones obligatorias pero de manera legal sino moral. Para que exista esa obligación debe ser voluntaria cumpliendo las condiciones de conocimiento, consentimientos y libre actuación como afirmaba Aristóteles.

Esas normas éticas dependen de la constitución moral de los individuos antes de cualquier sistema externo de coactividad como Zamagni recoge de Adam Smith. Las empresas no son individuos sino un grupo que actúa para lograr un fin.

miércoles, 23 de julio de 2008

¿A quién donar?

Desde Stanford Social Innovation encontramos una radiografía de las donaciones realizadas en Estados Unidos. La primera motivación (47%) de los donantes es ayudar a los necesitados pero sólo el 8% dona a organizaciones cuyo único objetivo sea precisamente esa ayuda mientras el 60% de las donaciones se realizan a organizaciones religiosas.

¿Mienten en la encuesta? ¿Prefieren los donantes prestar ayuda económica o espiritual? Probablemente ni hayan mentido ni sean incongruentes y verdaderamente lo que quieran sea efectivamente ayudar a los más necesitados. La clave está en la confianza que muestran los donantes en las organizaciones religiosas para cumplir con la tarea de contribuir a la mejora de los pobres independientemente de las ideas religiosas. Una confianza motivada porque confían en la motivación de las personas que desarrollan esa ayuda y que les hace, por ejemplo, estar en las situaciones más difíciles como una guerra civil en África

martes, 22 de julio de 2008

Endesa vs. Greenpeace: fuera prejuicios

Por desgracia somos esclavos de los prejuicios. Uno de ellos ya mereció un post, el que las ONG son siempre beneficiosas para la sociedad mientras las empresas ganan dinero a costa de perjudicar a los demás. Se trata de imágenes preestablecidas que cuesta mucho deshacer y que se crean a través de los medios de comunicación y la publicidad.

Por eso en los últimos tiempos las empresas han emprendido costosas campañas de imagen para transmitir su identificación con unos determinados valores. Estas campañas también proporcionan argumentos a aquellas organizaciones que critican sus comportamientos. Es el caso de la última campaña de Greenpeace en las que critica la construcción de centrales hidroeléctricas en la Patagonia chilena por parte de la recientemente publicitada como empresa que se preocupa por el futuro de nuestros hijos, Endesa.

Que una compañía se publicita como ecológica no significa que lo sea. Ahí está el caso de la verde Iberdrola y su reciente acuerdo de compra del contaminante carbón escocés. Tal vez sea porque el carbón representa el 44% de la electricidad que produce en el Reino Unido y sólo el 5% en España donde se vende como ecológica.

Y tampoco podemos considerar que una ONG ecologista sea siempre coherente. El proyecto de Endesa en Patagonia se basa en energía hidráulica, es decir, renovable. Greenpeace la crítica y propone como alternativas la energía solar y la eólica. Pero ésta última también es criticada por numerosas organizaciones ecologistas por su impacto en el paisaje natural. ¿Hasta dónde llega el purismo ecológico?

Habría que juzgar las centrales de Patagonia alejándonos de los estereotipos y los prejuicios que tengamos tanto de Endesa como de Greenpeace.

lunes, 21 de julio de 2008

Empresas basadas en la fe

Interesante el debate sobre la colaboración ente instituciones religiosas y empresas para pobres que encuentro en nextbillon.net. Ante una presentación de unos estudiantes para introducir insecticidas en África, el autor propone como uno de los canales posibles a las iglesias. Tienen la confianza de las comunidades donde están asentadas y pueden ser menos reticentes a las innovaciones que la población local.

Pero no sólo puede existir una colaboración entre empresas e iglesias sino también existen empresas basadas en la fe. En algunas ocasiones estas empresas se dedican a tareas tradicionales de la iglesia como la sanidad, la enseñanza o la asistencia a enfermos o ancianos. También existen numerosas editoriales creadas por motivos religiosos. Se trata todas ellas de empresas sin ánimo de lucro a través de las que canaliza las acciones propias de la iglesia.

Además la iglesia católica española posee instrumentos de inversión para rentabilizar sus fondos. Se trata de maximizar los beneficios aunque es posible que atienda a criterios de inversión responsable como ocurre con otras confesiones.

Después hay otras inversiones en las que se compagina el objetivo primitivo de la iglesia, como la extensión de la fe, con la obtención de recursos económicos o al menos no incurrir en pérdidas al estilo de las empresas sociales. Ese el caso de la cadena radiofónica COPE, propiedad de la iglesia, que no tiene un perfil marcadamente religioso, como sí tienen otras emisoras como Radio María, sino más parecido a otras radios comerciales. Pero la cadena no sólo aporta beneficios económicos sino también sirve de canal de comunicación masivo, por su carácter comercial, para transmitir información de interés para la iglesia que a través de otros medios tiene un eco más reducido.

Este esquema no es único de la iglesia católica. Los mormones también poseen medios de comunicación, como el periódico Deseret News de Utah, y diversos vehículos de inversión para lograr rendimientos de sus fondos.

Ahora también surgen nuevos modelos de empresas basadas en la fe. El reciente proceso privatizador de las prisiones ha llevado a una iniciativa para que crear cárceles gestionadas por organizaciones religiosas como en el caso de Iowa.

viernes, 18 de julio de 2008

Cuando los administradores son los stakeholders

Uno de los problemas habituales de la gestión empresarial es que los consejos de administración no son elegidos por los accionistas, ni los representan ni persiguen sus objetivos. En muchas ocasiones los propietarios no tienen un control efectivo sobre los directivos.

Si los accionistas-stockholders apenas tiene peso en el control de la gestión cuando la empresa tiene un capital muy fraccionado, más difícil puede resultar el control por parte de los stakeholders. De todas maneras Silvia Ayuso y Antonio Argandoña han publicado un interesante working paper titulado “Responsible Corporate Governance: towards a stakeholders board of directors” donde analizan los distintos efectos sobre el rendimiento económico y sobre la responsabilidad social que tiene la participación en la gestión de empresas de directivos independientes, representantes de los stakeholders o miembros de minorías raciales o mujeres.

jueves, 17 de julio de 2008

¿Por qué donar a actividades culturales?

Antonio Argandoña analiza la promoción de la cultura por parte de la empresa:

There are a number of different reasons companies should do this. From a strategic perspective, this activity can be seen as a source of benefits, a form of advertising that creates a company or brand image and transmits a sense of good citizenship.

This option is employed when direct advertising is restricted, as in the case of tobacco products and alcoholic beverages, or in markets where competition is intense. Providing support for culture and the arts is a way to gain a good reputation, build customer loyalty or improve relations with authorities, the media and society in general.

In addition, this can be an effective way of motivating company personnel. The involvement of managers and workers can bring other benefits, such as the development of new knowledge and capabilities.

Tax advantages are another reason cited for promoting culture, given that the state usually reduces taxation on private donations or makes them tax-exempt, to encourage actions that benefit society as a whole.

There are also initiatives that the private sector is better suited to undertake. The volume of social demands that the state must address makes private investment a useful tool for facilitating coverage of some needs, particularly with respect to the arts. This is due to some of the characteristics that private firms possess: greater flexibility, the capacity to adapt, a relationship with civil society actors and greater efficiency in managing financial resources.

Many philanthropic actions stem from personal motivations related to the interests of managers or owners. In some cases, this personal interest may be vested in the sense that it may provide liquidity and increase the value of a private collection, or make it possible to rub shoulders with important personalities in the world of culture and the arts. Such actions may also help transmit the business owner's ideologies. In this, the modern art patron Charles Saatchi springs to mind. Quite often, it reflects a simple enthusiasm for the arts and culture, a magnanimous motive to share.

miércoles, 16 de julio de 2008

¿Se debe gestionar una ONG como una empresa?

El debate sobre cómo gestionar las entidades sin ánimo de lucro está de actualidad. Existe una tendencia a aplicar criterios de gestión de entidades maximizadores de beneficios a actividades altruistas que se denomina “Philanthrocapitalism”.

Michale Edwards ha publicado un libro crítico con esa tendencia titulado Just another Emperor?. El autor considera que existen grandes diferencias entre la gestión de non-profit y for-profit organizaciones. Aunque reconoce que existen iniciativas empresariales altruistas, como las empresas sociales de Yunnus, que proporcionan productos útiles a los pobres a un coste reducido a las que se pueden aplicar esas tácticas, lo que precisa el tercer mundo son soluciones para la injusticia y la intolerancia que siempre suponen un trade-off con los resultados financieros.

Pone como ejemplo que si bien puede resultar más económico mantener una única sede donde se centralice toda la actividad, organizaciones como Girl Scout o Habitat for Humanity mantienen numerosas sucursales locales porque ayudan a fortalecer la comunidad donde están situadas.

Olvida Edwards que lo más rentable no siempre es lo más barato sino aquello que permite el máximo rendimiento con la mínima inversión. Si a las organizaciones no les importa su forma de organizar o su número de empleados puede estar usando ineficientemente sus recursos e impidiendo lograr de una forma más amplia el objetivo altruista que se persiga.

¿En qué consiste la gestión empresarial de las organizaciones altruistas? Mises postulaba que toda actividad humana era una actividad empresarial ya que cada individuo debe economizar tiempo, esfuerzos y todo tipo de recursos, con el propósito de obtener un fin. Si lo que se trata es de mejorar una situación actual se precisa del emprendedor cuya función según Schumpeter sería:

“(…) reformar o revolucionar el patrón de producción al explotar una invención, o más comúnmente, una posibilidad técnica no probada, para producir un nuevo producto o uno viejo de una nueva manera; o proveer de una nueva fuente de insumos o un material nuevo; o reorganizar una industria, etc. Este tipo de actividades son las responsables primarias de la prosperidad recurrente que revoluciona el organismo económico y las recesiones recurrentes que se deben al impacto desequilibrado de los nuevos productos o métodos. Hacerse cargo de estas cosas nuevas es difícil y constituye una función económica distinta, primero, porque se encuentran fuera de las actividades rutinarias que todos entienden, y en segundo lugar, porque el entorno se resiste de muchas maneras desde un simple rechazo a financiar o comprar una idea nueva, hasta el ataque físico al hombre que intenta producirlo.”

Un proceso de mejora que también precisan las organizaciones altruistas para lograr sus fines aunque no sean maximizar los beneficios. Así surgen los emprendedores sociales.

martes, 15 de julio de 2008

¿Acaba la caridad con la pobreza?

Escribí en EBS un post sobre una idea que encontré en el libro Descubre el economista que llevas dentro de Tyler Cowen, un buen blogger y un reconocido académico.

Una de ellas son los perversos incentivos que provoca la caridad. Pone el ejemplo de la India. En ese país la mendicidad es una de las actividades más rentables. Muchas personas ganan más pidiendo limosna en la calle que muchos de los empleos del país. Esto provoca que se produzca una fuerte competencia por las zonas donde más recaudación se obtiene lo que provoca el pago para obtener la exclusividad de una calle o esquina. Una consecuencia aún más grotesca es que muchas personas se amputan brazos o piernas para así lograr más dinero de las limosnas.

Cuando estuve en la India pude comprobar las extremas diferencias de riqueza existente. De una ciudad a otra las diferencias son abismales. Había ciudades con una cantidad de pobres inmensa que vivían en la calle y perseguían a los turistas para lograr limosnas. En otras no existía ningún tipo de mendicidad y sí vehículos de lujo, tiendas de electrónica y cuidadas viviendas. La ciudad con más pobres fue Agra, la residencia del Taj Majal y la que más turistas acoge. Cuanto menos turística fuera la ciudad, menos pobres había.

¿Crea pobreza la caridad? No lo sé, pero al menos tanto Tyler Owen como Yunus defienden que no ayuda a erradicarla al no solucionar sus causas. Y sí puede ser un lastre al desviar recursos e incentivar actuaciones que no ayudan a solucionar el problema de la riqueza. Además del riesgo de crear una industria (ONG, agencias de desarrollo gubernamentales,...) que precisa de la pobreza para que subsistan sus intereses económicos.

lunes, 14 de julio de 2008

Ciervos que revalorizan casas


¿Por qué una empresa se dedicaría a cuidar ciervos? Para vender casas.

North Oak es un pequeño municipio del estado norteamericano de Minnesota que se ha hecho famoso por haber prohibido a Google hacer fotografías para su apliación Street View debido a que todas sus calles son privadas. Las calles pertenecen a medias entre las dos casas que se encuentran al lado de cada tramo mientras que las zonas comunes son propiedad de la empresa North Oaks Home Owners Inc. Tanto esas zonas como el diseño de todo el municipio fue consecuencia de la planificación de una empresa de promoción inmobiliaria: North Oak Company. El objetivo era compatibilizar las necesidades de los residentes con la protección de la naturaleza presenta en la zona como peces, ciervos, patos,…

El resultado ha sido un entorno natural privilegiado que ha revalorizado enormemente las fincas lo que ha atraído a residentes de alto poder adquisitivo. Un negocio basado en proteger y respetar la vida animal y vegetal de la zona.

domingo, 13 de julio de 2008

¿Quién paga los errores de los directivos?

Accionistas de Coca-cola demandaron a la compañía argumentando que los directivos omitieron información relevante en sus comunicaciones financieras, lo que causó una subida artificial del precio de las acciones.

Los lideres demandantes fueron Carpenters Health & Welfare Fund of Philadelphia & Vicinityy Local 144 Nursing Home Pension Fund, aunque estos representaban a todas las personas que compraron acciones entre el 21 de octubre de 1999 y el 6 de marzo del 2000.

Para evitar continuar con el pleito, la empresa pagará 137.5 millones de dólares a los demandantes. Si ha leído bien, será la empresa la que pague. El resto de propietarios de Coca-cola realizará el desembolso mientras los directivos acusados no sufrirán ningún perjuicio económico. ¿Por qué no pagan los directivos?

Más | CNN y Economias

sábado, 12 de julio de 2008

Empresa pide responsabilidad a individuos

Estamos acostumbrados a que los individuos, sean consumidores, trabajadores o vecinos, exijan responsabilidad a las empresas. La denominada Responsabilidad Social Corporativa.

Por eso llama la atención del “The Responsibility Project” apoyado por la aseguradora Liberty Mutual que trata sobre la responsabilidad de los individuos como padres, amigos, consumidores, profesores y un largo etcétera.

El proyecto arrancó a partir del éxito de una campaña publicitaria de la compañía aseguradora que mostraba pequeños detalles de actitud responsable de la vida cotidiana. Los anuncios levantaron un debate sobre cómo la actitud de cada uno puede suponer una importante mejora de la vida general que empujo a un grupo heterogéneo a seguir alimentando esas reflexiones con películas, libros, blogs, …

Estos fueron los anuncios:


viernes, 11 de julio de 2008

Incongruentes seguidores de Milton Friedman

La Universidad de Chicago está creando el Milton Fiendman Institute. Para dotarlo de fondos está buscando donantes para la Milton Friedman Society. En su página web informa que Aquellos donantes de más de un millón de dólares serán miembros de la institución de por vida si son personas físicas y durante 25 años si son empresas.

Sí, ha leído bien, la universidad está pidiendo donaciones de empresas a las que Friedman apremiaba a dedicarse exclusivamente a maximizar beneficios. ¿Cómo mejorarán su cuenta de resultados realizando donaciones al Milton Fiendman Institute? ¿Cómo lograrán más clientes? Parece que ni la universidad ni los donantes seguidores de Friedman compartían su visión de la responsabilidad corporativa.

jueves, 10 de julio de 2008

¿Son peores las empresas que las ONG?

Escribí en EBS sobre las entidades sin ánimo de lucro y las empresas:

Muchas veces se minusvalora las aportaciones a la sociedad de aquellos que reciben beneficios de ello aunque puede que mejoren más la vida de las personas que otras que actúen sin retribución. Y también se supone que la única retribución posible es la monetaria. Muchos profesionales que realizan actividades remuneradas ganarían más dinero dedicándose a otras cosas pero les compensa el reconocimiento social, la satisfacción personal, la atracción por dicha actividad (por estar con animales, por poder conocer países, por conocer gente,…) o multitud de otros aspectos que van más allá del homo economicus que ya advertía Adam Smith.

Esa mitificación de la etiqueta sin ánimo de lucro lleva también a profundas injusticias. Parece que las organizaciones que persiguen beneficios, como pueden ser las sociedades limitadas, son malvadas mientras las ONG o las fundaciones son la quinta esencia de todo lo deseable.

Recuerdo un caso de dos profesionales de la medicina que decidieron instalar un negocio para la recuperación de enfermos con daños cerebrales. Constituyeron una sociedad limitada y se encontraron con que la principal competencia que tenían provenía de una fundación. Dicha fundación logró una serie de subvenciones, de ayudas de la obra social de las cajas y de acuerdos con hospitales a las que ellos no pudieron optar por tener ánimo de lucro.

Esta política de distinguir según el ánimo de lucro olvida que la principal remuneración que reciben los emprendedores es el sueldo. Los beneficios medios obtenidos por las micropymes españolas según los datos de los Registros Mercantiles rondan los 15.000€. Una cantidad que fácilmente se podría camuflar en los sueldos de los promotores. Hay que recordar que la mayoría de personas que inician nuevas iniciativas empresariales tiene por objeto lograr el autoempleo.

Si comparáramos los sueldos y el uso que hagan de bienes de la sociedad, como automóvil, móviles u ordenadores, que hacen directivos de algunas fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro nos encontraríamos que sobrepasarían las rentas que obtienen muchos pequeños empresarios.



Y hubo un par de comentarios interesantes:

El gran problema del sin animo de lucro es que, en realidad, muchas veces esconde un autentico afan de lucro.
Existen muchas maneras de sacar tajada, y todas perfectamente legales.

Lo que deberian es hacer controles reales a las empresas que quieran tener el titulo de "sin animo de lucro" obligandolos por ejemplo a hacer las cuentas, de arriba a abajo, completamente publicas.

¿Quién debería controlar a las ONG sin ánimo de lucro? En teoría los donantes, el problema viene cuando reciben grandes cantidades de dinero público.

Y Jaime nos cuenta:

Creo que uno de los principales problemas de este tipo de organizaciones es el cargarse, mediante competencia desleal, sectores interesantes. No hablaré de hacer competencia desleal y hacerlo bien, aunque sea una idea más bien teórica, pero en general suelen meterse sin recursos ni conocimientos a dar "servicios para los ciudadanos" dando servicios deficientes e impidiendo que los que los podrían dar eficientemente jueguen en igualdad de oportunidades.

Por ejemplo, asesoría a las empresas para temas como externalización, consultorías tecnológicas, etc… En muchos casos, se dan mal y gratis, dejando el sabor de boca de "esto no sirve para nada", así que a la empresa seria que sabe de esto y da un servicio correcto (a un precio) se la cargan por quitarle clientes por un lado y hacerlo mal por otro…
Otro ejemplo, clases particulares que da el APA de esas de "2 euros por 10 horas al mes", que hunden los precios de las academias o profesores particulares de la zona y que, "como el ayuntamiento da muy poco" pagan una miseria a alguien que normalmente tiene poca idea y peor vocación… Y, encima, las madres se quejan porque sus hijos no saben hablar inglés a los dos meses…

Eso contando con organizaciones que tengan la mejor de las intenciones, que muchos de estos organismos son una maraña de chanchullos importante… El estado de la economía negra negrísima es ya apasionante… :-P

miércoles, 9 de julio de 2008

Crear una empresa es como dar regalos

Según nos enseña la antropología, estos regalos empezaron, muy a menudo, como fiestas: el hombre importante de la comunidad organiza un gran banquete e invita a toda la gente a la fiesta. Esta fiesta suscita, a la gente que participa en ella, el deseo de hacer lo mismo: los participantes se sienten endeudados con respecto al anfitrión y buscan la manera de devolverle el favor. Este es el modo en que se desenvuelven las pautas del intercambio capitalista: empieza con un regalo por parte de algún empresario, que suscita, por parte de los beneficiados, el deseo de corresponder, y de este impulso inicial de generosidad proviene el espiral de intercambios que, en la última instancia, da lugar a la prosperidad capitalista.
Cuando un empresario hace una inversión, se trata de una apuesta, de una suposición, pero no de un contrato que requiera una reciprocidad obligada. Es una especie de regalo que se hace a la sociedad con la idea de cosechar, posiblemente, algo a cambio, pero sin la estipulación expresa de que así sea de hecho.

martes, 8 de julio de 2008

Responsabilidad Budista Corporativa


Aunque Sócrates defendía hacer el bien aunque supusiera un perjuicio y los estudios muestran que no existe una relación clara entre responsabilidad y rentabilidad, Buda manifestaba que el altruismo proporcionaba cinco beneficios inmediatos al hombre generoso:


1. Es amado por mucha gente.

2. Los hombres santos se asocian con él.

3. Es bien conocido por sus hechos meritorios.

4. Es seguro y confiado cuando se encuentra con gente en ocasiones sociales.

5. Va a estados celestiales después de la muerte

Buda ofrece incluso algunos consejos sobre las finanzas:

1. Una cuarta parte de tus ganancias debes usarla para cubrir tus gastos

2. Dos cuartas partes deben ser invertidas en tus negocios

3. Una cuarta parte debe ser ahorrada para momentos de necesidad


Y sobre las relaciones laborales:

Respecto al nadir ("abajo"), un empresario debe ser bueno con sus empleados: asignar el trabajo de acuerdo con las habilidades de cada uno, ofrecer comida y salario, preocuparse por ellos cuando estén enfermos, ser considerado con ellos, y concederles permisos especiales. Los empleados deben ser buenos con su patrón: llegar pronto al trabajo, salir tarde, hacer bien sus obligaciones, no sisar del armario de las provisiones, y defender el buen nombre del patrón.

Si los consejos van dirigidos a que los individuos logren una estabilidad económica pero condena la avaricia a la vez que la pereza.

lunes, 7 de julio de 2008

Banca cívica de Caja Navarra

Si Caja Navarra ya sorprendió con su política de máxima transparencia sobre la cuantía de los beneficios que aportaba cada cliente y el destino al que los dedicaba, su evolución sigue siendo reseñable.

Ha permitido a los clientes elegir el destino de los recursos de su obra social, lo que ha provocado un cambio que ya auguraba un estudio de Funcas y ha mostrado como el descontento de los clientes de las cajas sobre la gestión de la obra social de las cajas es real.


Ahora me entero por Alianzo que Caja Navarra quiere adentrarse en la Banca 2.0 y pasar de un intermediario financiero a una red social que ponga en contacto clientes con necesidades financieras y clientes con recursos.

domingo, 6 de julio de 2008

Mixta África, contruyendo viviendas para el tercer mundo

Mixta África es una compañía europea que opera en el sector inmobiliario en África. Desde su fundación, la compañía está trabajando con el objetivo de construir viviendas económicas y vender suelo transformado en África. Una oportunidad de negocio en los países de desarrollo debido al déficit existente de este tipo de bienes inmuebles.

La filosofía del proyecto se basa en la construcción de viviendas dignas y seguras, a precios competitivos y transparentes, en un tiempo mínimo y de una calidad basada en estándares internacionales.

La empresa tiene su sede central en Barcelona (España) y tiene filiales en Marruecos, Senegal, Mauritania, Túnez, Argelia y Egipto. A medio plazo está previsto extender su presencia a otros países del continente africano.

Mixta África está participada actualmente por la Fundación Privada Renta (28,5%), Morgan Stanley - Fondos Inmobiliarios (18%), Renta Corporación (16,5%), IFC - International Finance Corporation (10%) y por un grupo de directivos y accionistas privados (27%).

Se trata de una compañía privada regida por criterios estrictamente empresariales con el objetivo de maximizar los beneficios aunque su negocio contribuye a cubrir un déficit muy significativo de vivienda en el continente africano.

La empresa justifica su componente social por el desarrollo de su actividad en el continente africano, invirtiendo significativos recursos económicos, trabajando con criterios de máxima excelencia profesional y máximo rigor ético, promoviendo la contratación de empresas locales generando puestos de trabajo.

Además dos de sus accionistas no tiene ánimo de lucro. La Fundación Privada Renta, que tiene una participación significativa, que destina los dividendos que obtiene de Mixta África a actuaciones en el continente africano, preferentemente en aquellos países donde opera el grupo Mixta África.

International Finance Corporation (IFC) es un organismo internacional dependiente del Banco Mundial dedicado a la reducción de la pobreza mediante promoción de los negocios privados en el tercer mundo.

Más | Mixta África

sábado, 5 de julio de 2008

La Responsabilidad Corporativa se anuncia

Primero fue Acciona pero ahora también Repsol y Endesa publicitan su responsabilidad corporativa. Estas medidas mejorarán la percepción sobre las empresas pero también harán aumentar el nivel de exigencia que se les aplica.


viernes, 4 de julio de 2008

La diferencia de Triodos Bank

En 1968 un economista (Adriaan Deking Dura), un profesor de derecho (Dr Dieter Brüll), un antiguo especialista en organización (Lex Bos) y un banquero (Rudolf Mees) crearon un grupo de estudio para analizar cómo se podía gestionar el dinero de una manera responsable. En 1973 crean el Fondo de Garantía Triodos (Triodos Guarantee Fund) para fomentar proyectos y empresas sociales avalando préstamos bancarios. En 1980 crean un banco comercial con sede en Holanda y supervisada por el banco central que se ha convertido en uno de los más activos de la banca ética europea. En 1985 crean un agente de seguros (Triodos Insurance) que comercializa pólizas de salud que incluyen la medicina alternativa y una sociedad de capital riesgo (Triodos Venture) que incia su actividad invirtiendo en energía eólica.

Posteriormente se expande internacionalmente con actividades en Bélgica (1993), Reino Unido (1995) , España (2003), Luxemburgo (2006) y Alemania. Se trata de un banco convencional con las mismas obligaciones que el resto de entidades de crédito pero que al objetivo común de ofrecer rentabilidad para accionistas, inversores y clientes añade el de contribuir a la mejora de personas y medio ambiente. Se trata de un triplete que denominan People, Planet, Profit.

Sus recursos se reparten entre la concesión de microcréditos, el desarrollo del comercio justo y la energía renovable mediante fondos de inversión, capital riesgo y préstamos. A diferencia de otras iniciativas de inversión responsable, no se trata de una elección negativa rechazando aquellos proyectos con ciertas circunstancias (nucleares, tabaco,...) sino en términos positivos dirigiéndose a aquellos proyectos que más valor añadido generan de tipo social, medioambiental y cultural.

A estos requisitos se le añade la viabilidad económica ya que el banco no renuncia a la obtención de beneficios para sus accionistas y de rentas para sus depositantes. El banco obtiene una rentabilidad financiera del 5,6% y unos beneficios de 3,85 millones de euros, de los cuales la mitad se destinan a pagar dividendos a sus más de 12.000 accionistas. El 43% del capital corresponde a inversores particulares y el 57% restante a instituciones de las cuales tienen una participación de más del 5% los fondos de pensiones ABP y PGGM, los bancos Rabobank, Friesland Bank y la aseguradora Delta Lloyd. Estos accionistas poseen derechos económicos de su inversión pero no derechos políticos, que recaen en la Fundación para la Administración de Acciones de Triodos Bank. Se asemeja al caso de las cuotas participativas de las cajas de ahorro o la situación de Mapfre, que es contralada por una fundación.

Sus clientes también ven retribuidos el dinero depositado en el banco. Sus cuentas no tienen comisiones de apertura o mantenimiento. Varios de sus productos son diseñados en colaboración con organizaciones sociales clave en los sectores de nuestra actividad: Amnistía Internacional, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF/Adena, Intermón Oxfam, Ideas y SETEM. Y siempre garantizan que el dinero será prestado a proyectos que cumplan con sus requisitos de sostenibilidad de una forma análoga a los bancos islámicos que se comprometen a prestar a proyectos que cumplan sus requisitos religiosos.

Más | Triodos Bank

jueves, 3 de julio de 2008

La oportunidad de los 4 mil millones

Durante años se consideró una eficaz herramienta de gestión concentrar los esfuerzos en aquel grupo de clientes que concentraban la parte más importante de las ventas. Chris Anderson mostró una nueva visión en su obra “La economía del Long Tail”. Gracias a internet la venta de pequeñas cantidades es rentable por lo que aparecen multitud de nichos que anteriormente no eran atendidos por su inviabilidad económica.

Es el caso de Amazon que tiene un catálogo amplísimo que permite encontrar títulos con ventas ínfimas si las comparamos con la de los best-sellers disponibles en todas las librerías y quioscos. Amazon obtiene entre el 25 y 30 % (el 57% según algunos estudios) de sus ingresos de la venta de los libros que no son los habituales superventas. El 20% de las películas en DVD que alquila Netflix son documentales, películas de serie B, para minorías, etc., no las películas populares. Las estadísticas de la compañía Rhapsody, que permite descargar música por suscripción, muestran que un 22% de sus ventas provienen de canciones que no se escuchan en los medios de comunicación normales.Un caso aún más extremo es el de lulu.com donde sólo se imprimen las copias que se venden permitiendo la comercialización de libros desde sólo una unidad y de manera rentable.

Aunque cada cliente situado en la larga cola proporciona un minúsculo rendimiento per cápita al negocio pero al ser un colectivo muy numeroso proporcionan importantes beneficios. Este razonamiento ligado a la industria de internet ha sido trasladado por la International Finance Corportation, un organismo dependiente del Banco Mundial, en su obra “Los siguientes 4 mil millones” en los que desgrana las oportunidades empresariales que presentan los países pobres para el desarrollo de negocios viables. Algunos ejemplos son la compañía Celtel que presta servicios de telefonía móvil en algunos de los países más pobres, la inversión de Vodafone en Nigeria y Sudáfrica o el de Vestergaard Frandsen. Además de ser muy numeroso, el colectivo de pobres del tercer mundo tiene un poder de compra oculto debido a la importancia de la economía informal como ya expuso Hernando de Soto.

Más | Nextbillion.net

miércoles, 2 de julio de 2008

El negocio de la religión

Interesante artículo en El País sobre los negocios que florecen alrededor de las normas religiosas.

Despunta el día y en el matadero de Lluís Pich se ponen manos a la obra. Sacrifican pollos tanto bajo el rito musulmán como por el rito judío. Al menos una vez por semana, el rabino se deja caer por Avitec, en Tarragona, para matar a los pollos cumpliendo la tradición alimentaria que marca la Torá o enseñanza judía (unas 300 aves con certificado casher o aptas a la semana). Del rito islámico se encargan matarifes musulmanes que matan al pollo mirando a La Meca y en nombre de Alá. Alla hu Akbar, Alla hu Akbar... El matarife lo dice tantas veces como pollos sacrifica: en un año, más de 1,5 millones de aves halal, es decir, que cumplen los preceptos de la sharía.


Hoy, hasta una tercera parte de la producción de este matadero va dirigida al público musulmán o judío. Pich dice que son buenos clientes, y que están dispuestos a pagar más por lo que para ellos es sin duda un valor añadido. Porque el pollo casher, por ejemplo, es mucho más caro que el halal, y más que el que los trabajadores, coloquialmente, llaman "el pollo cristiano", en el matadero de Avitec. De casi cuatro euros el pollo de los judíos, a 2,5 el halal o menos de dos euros el convencional.

...

David Liberson, un rabino afincado en Barcelona, trabaja en cambio para empresas certificadoras de productos casher, que son fabricados por unas 500 empresas españolas, como las bodegas Capçanes, la fábrica de mermeladas Bebé en el pueblo navarro de San Adrián o la de gominolas Haribo de Cornellà del Terri, en Girona.

Liberson es el encargado de asistir a la elaboración del vino en las bodegas catalanas de Capçanes, un pueblo de Tarragona católico, apostólico y romano que produce y exporta el primer vino español para judíos, Flor de Primavera, desde 1995. El proceso casher empieza cuando se descarga la uva en la bodega por parte de Liberson. Los empleados de la vendimia no tienen por qué ser judíos, pero a partir de ésta y hasta el embotellado, el equipo habitual de la empresa no puede tener ningún contacto con el vino hasta que es embotellado.

Otras reglas de este vino consisten en que las cepas deben tener más de cuatro años, no se pueden utilizar fertilizantes ni gelatinas y sólo puede envasarse en botellas nuevas, además de que al séptimo año (del Sabbath) no se puede recoger la uva. El 1% de los beneficios del casher, además, debe destinarse a la caridad.

En el campo de la alimentación, su trabajo para garantizar el certificado halal consiste en comprobar que el producto no tenga cerdo ni cualquiera de sus derivados (gelatinas, por ejemplo), así como alcohol o conservantes. Más de 80 empresas españolas cuentan con este certificado, según Romero, como Conservas Isabel o Leche Pascual, o helados Menorquina, además de empresas de plásticos.

Un equipo de auditores veterinarios se dedica exclusivamente a realizar los controles periódicos en estas empresas para garantizar que los productos que llevan su etiqueta no son haram, es decir, impuros, y cobran entre 1.500 y 3.000 euros anuales a las compañías.

los monjes budistas que habitan el monasterio en el parque natural del Garraf, cerca de Barcelona, comercializan un casco para motoristas que promete la felicidad y la paz mundial.

El casco, que ha salido de la fábrica catalana JIP Motor, incorpora "la simbología de protección y pacificación de la mente", la kalachakra o "rueda del tiempo". Lleva también cosido en su interior un mantra de manjushi, una especie de rosario que personifica la sabiduría de todos los budas.

?Halal?.Son aquellos que cumplen la sharia; en el caso de la alimentación los productos no pueden contener cerdo ni ninguno de sus derivados y las matanzas de los animales deben realizarse bajo un rito específico. En el sector financiero, por ejemplo, está prohibida la usura y el concepto de comisión. Países como Irán trabajan en la creación de un coche islámico, cuyo GPS indique constantemente dónde está la Meca. ?Casher?.Son los productos que cumplen la Torá, que no contiene ninguno de los animales considerados prohibidos, como el cerdo o sus derivados. En el caso de los mataderos, la matanza debe llevarse a cabo mediante un degüello ejecutado por parte de un rabino. Éste también interviene para certificar otros productos de alimentación. Para católicos.El vino que se utiliza en las eucaristías es especial, de alta graduación (de unos 15 grados), y tiene el certificado del arzobispado.


martes, 1 de julio de 2008

Responsabilidad y rentabilidad

Encuentro en Responsible Investor un trabajo sobre la relación entre la rentabilidad de empresas responsables y empresas no responsables.

De 16 investigaciones anteriores nos encontramos que dos encuentran una relación positiva entre responsabilidad y rentabilidad, una la encuentra negativa y el resto no encuentra ninguna relación.

Parece que debemos seguir contemplando la responsabilidad per se y no por los beneficios que proporcione.

Más | Evaluating the Perfomance of Socially

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...