miércoles, 26 de diciembre de 2007

La independencia de la mujer del César

Ya saben que la mujer del César debía parecer honrada además de serlo, el caso de los consejos independientes de las empresas españoles ni lo uno ni lo otro.

Un reciente estudio de la Fundación de Estudios Financieros incluye un análisis de la independencia de los consejeros denominados independientes. La conclusión es que si se aplicasen los criterios recomendados por el Código de Buen Gobierno, dos tercios de éstos podrían ser susceptibles de ser clasificados en otra categoría.

Las sociedades cotizadas españolas tienen una media de 10,91 consejeros, de los que 3,56 se catalogan como independientes. Aplicando únicamente el requisito de que fueran propuestos para su nombramiento o renovación por la correspondiente Comisión de Nombramientos y Retribuciones, su número pasaría de 3,56 a sólo 1,93 consejeros independientes. Así, en el año 2006 de los 87 nuevos consejeros independientes nombrados, sólo 25 superan todos los criterios. Únicamente un total de 43 fueron nombrados a propuesta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.

Si no se cumple algo tan sencillo y tan estético como que su nombramiento sea realizado por un determinado comité, no es de extrañar que se nombren como consejeros independientes a personas muy cercanas a los directivos o los accionistas mayoritarios como ocurrió en el caso de Criteria Caixa Corp.

Así el estudio de FEF detectó que sólo un tercio de los consejeros denominados independientes cumplía los siguientes tres requisitos:

  • No trabajen para alguna otra compañía del accionista de control
  • No trabajen para alguna filial de la empresa de la que son consejeros
  • No lleven más de doce años como consejero
  • Hayan sido propuestos por la comisión de nombramiento y no por el presidente

Incluso se ha dado el caso de 13 consejeros que pasaron a ser independientes cuando un año antes ocupaban un puesto ejecutivo o era consejeros dominicales.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Credit Agricole reúne a mutualistas y accionistas

La entidad financiera francesa cotiza en bolsa y es la tercera entidad crediticia por capitalización pero su accionariado es atípico. El 55% del capital está en manos de 39 entidades regionales denominadas caisses regionales. Éstas están participadas a su vez en un 25% por Credit Agricole y por las más de dos mil entidades locales denominadas caisses locales. Estas entidades suponen el pilar sobre el que descansa la entidad y es propiedad de cinco millones de mutualistas, la inmensa mayoría clientes de la entidad. El resto del 45% del capital cotiza libremente en bolsa.

Otras entidades cooperativas del sector financiero han mantenido su carácter exclusivamente mutual como los Bancos Populares franceses o las Cajas Rurales españolas como comento en El Blog Salmón.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...