jueves, 30 de agosto de 2007

La transparencia de Caja Navarra

Si la semana pasada hablábamos de lo difusos que eran los objetivos de las cajas de ahorro, mención aparte merece la gestión de Caja Navarra. La entidad navarra va camino de convertirse en un caso de estudio en las escuelas de negocio.

Si fue la primera entidad donde sus clientes decidieron directamente las actividades financiadas con su obra social en un alarde de transparencia, ahora ha dado una vuelta de tuerca e informa a todos sus clientes de cuánto gana con cada uno de ellos y cuánto es lo que aporta cada uno de ellos a la obra social. Lo segundo es un cálculo sencillo ya que la caja dedica un 30% de sus beneficios a ese concepto.

La caja presentó esta revolucionaria medida en la Bolsa de Madrid porque considera que sus clientes son como accionistas a los que hay que rendir cuentas con la máxima transparencia. El director general de la caja considera correctamente que los clientes no se sentirán molestos al conocer cuánto se gana con ellos, ya que su preocupación es cuánto les cobra la entidad. Precisamente la pericia de los gestores se podrá medir en la capacidad de cobrar lo menos posible a los clientes logrando el máximo beneficio para poder destinar a la obra social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...