martes, 28 de agosto de 2007

El lado oscuro de las cajas de ahorro

Hace cosa de un mes se cumplieron 30 años desde el estreno de la guerra de las galaxias. El éxito de la saga ha traído consigo un sinfín de imitaciones, adaptaciones y parodias. Pero detrás de ese éxito no está más que la lucha del bien y del mal que se repite en multitud de historias. En esta saga, Darth Vader se ve arrastrado al lado oscuro de la misma manera que Fausto vendió su alma al diablo.

¿Y qué tiene que ver todo esto con las cajas de ahorro? Como en la hexalogía de George Lucas donde un bondadoso Anakin Skywalker se transforma en el malvado Darh Vader, las cajas de ahorro han pasado de ser instituciones para el desarrollo de las capas más desfavorecidas de la población a transformarse en grandes corporaciones financieras donde entre sus clientes se encuentran las grandes fortunas y las grandes empresas.

Dicha transformación fue ejecutada a base de decretos gubernamentales lo que ha supuesto la aparición de diversos grupos de interés en los órganos de gobierno de las cajas (administraciones públicas, impositores, empleados y otros grupos sociales). Así se ha producido también un cambio en los objetivos de dichas entidades que ya no persiguen el objetivo originario pero que tampoco han definido algún otro único objetivo.

En la actualidad se hace especial hincapié en la obra social de las cajas cuando originariamente no era su cometido. Pero esas aportaciones ponen a las cajas en la tesitura de la maximización de sus beneficios. Como en muchos casos los resultados en ese apartado se encuentran lejos de los alcanzados por la banca se pasa a enumerar otros objetivos: evitar la exclusión financiera, fomentar el desarrollo local, ofrecer mejores servicios a los clientes o mejorar las condiciones laborales de sus empleados.

Para cada objetivo incumplido, las entidades enumeran nuevos objetivos. El problema es que esos objetivos son a posteriori, numerosos y difícilmente evaluables. El sueño de todo gestor y la pesadilla de su supervisor.

¿Solución? Una reforma de las cajas para salvarlas del lado oscuro.

1 comentario:

  1. II. LAS CAJAS DE AHORRO CATALANAS

    Y NARCÍS SERRA I SERRA.



    Rafael del Barco Carreras



    Decía que a las hipotecas y créditos basura les siguen unas inversiones que no tienen más explicación que añadir cargos y dietas millonarias al político-banquero. Suficiente para despedirle, pero a él que despide a su director general y un buen número de jefes (despidos remuneradísimos), no está claro si alguien pudiera cesarle, al igual que cuando de Vicepresidente del Gobierno tuvo que cesar por espiar ilegalmente al REY o a todo quien se le cruzara en su psicosis de PODER. Y ahora, en ese reparto entre cuatro del quebrado Monopoly, se cierran unas operaciones que cualquiera con una libreta de ahorro en la mano debiera ir a los juzgados a pedir que le explicaran esos juegos con su dinero. Me refiero a la leída operación en EL CONFIDENCIAL de fecha 19-08-08



    “Forzada a desinvertir de forma acelerada para reforzar su posición de liquidez, Caixa Catalunya se dispone a desprenderse del 1,65% que actualmente controla de Repsol YPF a través de la sociedad de cartera Repinves, donde la entidad comparte accionariado con La Caixa. Repinves es titular del 6,1% del capital de Repsol, el 4,45% del cual pertenece a La Caixa y el resto, el citado 1,65%, a la entidad que preside Narcís Serra.

    En estas circunstancias, está claro que el comprador de ese paquete solo puede ser La Caja de Pensiones de Barcelona, La Caixa, que de esta forma aumentaría su presencia en la petrolera hasta el entorno del 16,5%. De acuerdo con las fuentes, la discrepancia se centra ahora mismo en el precio, a cuenta de la depreciación sufrida por los títulos de Repsol en los últimos tiempos.

    La petrolera cerró ayer a 18,79 euros, mientras que, de acuerdo con las fuentes, los gestores de Caixa Catalunya “quieren 25 euros por acción”. A precios de ayer, el 1,65% de Repsol vale en torno a los 380 millones de euros. Las fuentes insisten, no obstante, en que “el acuerdo podría quedar cerrado la próxima semana”.

    No entiendo. Alterar el precio de las cosas, administración fraudulenta. El artículo asegura que ese paquete no varía la posición de la compradora CAIXA en REPSOL IPF, o sea, que no le interesa para nada, y con la BOLSA turbulenta y a la BAJA solo un loco compraría un 25% más caro. Y menos a alguien con necesidad de vender.

    Si ISIDRE FAINÉ, Presidente de la CAIXA, iniciado en el oficio en BANCA CATALANA, hecho que olvida en su largo currículo bancario publicado en Internet, admite el pasteleo, él sabrá. El cargo más importante de CATALUÑA, elegido por el dedo de vete a saber quien, en teoría no tiene porqué dar tres cuartos al pregonero, pero pudiera ser objeto de las oscuras y habituales astucias de su socio SERRA, que lo mismo induce a la Caixa a perdonar al PARTIDO mil millones de pesetas negociados por MONTILLA, que a comprar más caro de lo lógico FENOSA para GAS NATURAL, donde también se sienta SERRA (TRES BILLONES DE PESETAS) o esta oscura operación de REPSOL.

    ¿Porqué perderá siempre la CAIXA?... a mi solo se me ocurren “aplicaciones de tercer grado”, como las que le aplicarían los “hombres de Serra” a Javier de la Rosa cuando yo permanecía tres años preventivo en prisión a petición e insistencia de SERRA. O eso, o peores pasteleos entre socios manejando dinero ajeno y público… Ver www.lagrancorrupcion.com

    Si en mi anterior escrito sobre el ambicioso personaje decía que pretendía la Presidencia de la CAIXA, la grande, puede que de FACTO lo sea…pues le marca LOS PRECIOS DE SUS ACTIVOS e INVERSIONES… o sus “obras sociales”… ¡La palabreja “social” arrastrada por todos los barros!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...